martes, octubre 31, 2006

Fito Páez: canciones del tamaño de un mundo


Con especial agradecimiento a Fabián, que me ayudó con muchas de las cosas que aquí escribo

Las canciones de Fito Páez son un mundo en sí mismas. Un mundo de emociones, personajes e historias. Un mundo cuya banda sonora es la voz de Fito junto a su piano. Todo esto nos lo hacer saber el propio cantautor de Rosario con el nombre de su nueva producción: El mundo cabe en una canción. Luego del visceral Naturaleza Sangre (2003), la colección de grabaciones en directo de Mi vida con ellas (2004) y el adornado Moda y pueblo (2005), Fito nos ofrece una docena de temas nuevos acompañado de su habitual combo -Guillermo Vadalá, Gonzalo Aloras y Claudia Puyó (entre otros), a quienes se les une Pete Thomas, baterista de Elvis Costello- en su regreso a Sony/BMG como casa disquera.

Este disco comienza con la canción que le da el título, un tema cuyo intro épico nos prepara para la enumeración de vivencias (“el primer beso, el primer dolor”), y héroes musicales (Jobim, Pichuco, Mercedes Sosa), justificándonos, a final de cuentas y con dulces melodías, por qué el mundo cabe en una canción. Luego viene Rollinga o Miranda girl, con un frenético solo de guitarra al principio y una de las líneas más pegajosas de todo el disco: “¡quiero hacerte feliz… como Victoria Abril!”.

El tercer tema es, en mi opinión, el mejor logrado del disco, el más sentido; el que más me gustó. Te aliviará tiene un coro con una melodía muy parecida a la de Rasguña las piedras (Sui Generis) y un puente similar al de Tumbas de la gloria. Es una canción con un mensaje hermoso: la música como fuente de esperanza. Le sigue Sargent Maravilla, a ratos lúdico y a ratos hipnótico, dedicado a “ese mono loco del Perú” que acompañó con su personalidad fiestera a Fito y sus músicos durante el proceso de grabación.

El quinto track es Entrance, en el que Fito canta únicamente con su piano pero que, objetivamente, no convence. Seguidamente viene Fue por amor (con música de Coki Debernardi, otro de los músicos que participa en el disco), un rock de esos que al principio no soportas, pero que luego se te hacen inexplicablemente agradables. Eso que llevas ahí es una canción con la estructura clásica de cualquier tema pop con letras esperanzadoras –o como diría una amiga: “letras a lo Paulo Coelho”- y que concluye muy a lo Elton John –en palabras del propio autor.

Intermezzo es una especie de interludio instrumental que dura minuto y medio lleno de preciosos acordes y arpegios de guitarra y piano. La hora del destino cuenta un divertido “crimen pasional” que ocurre entre una pareja de ladrones, con un ritmo acelerado que recuerdan a los temas rápidos de Naturaleza Sangre (Salir al sol, Urgente amar, Absolut vacío).

Enloquecer es otro de los temas del disco que más disfruté y que cuenta con esa cadencia melódica característica que Fito suele incluir en sus versos. Le sigue La casa en las estrellas, que comienza con una guitarra funk hasta evolucionar en un mediocre rock `n roll. El mundo cabe… termina con un precioso homenaje de Fito a su ciudad natal, Caminando por Rosario, con un ritmo que tímidamente se le acerca al bossa, tocado sólo por piano y guitarra.

El mundo cabe en una canción es un disco elocuente de la maestría que Fito ha desarrollado a lo largo de su carrera, en lo que a componer canciones se refiere. Sin embargo, no suena a un clásico. No suena a lo mejor de nuestro Fito. Es bueno y no se podría decir menos, pero lamentablemente tampoco se podría decir más. Es un álbum que cuando lo escuchas te deja con ese saborcito de que pudo haber sido mejor. Te deja ese saborcito porque sencillamente te quedas esperando más. ¿Pecamos de ambiciosos? No, lo que pasa, es que uno siempre le pide más a quien te puede dar más.

2 comentarios:

El hombre del sombrero gris dijo...

Estimado Víctor: Tengo que reconocer que probablemente sea la mejor "crítica" de este disco. A pesar de que no concuerdo en algunas cosas (en especial con "En Trance"), me parece que tienes razón en tus planteamientos, a lo que habría que agregar que en parte se nota lo rápido que sacó el disco: 2 meses y tan solo unos pocos días en estudio (se me escapa el número exacto pero no fueron muchos); y bueno, el lado oculto de la hermosa canción #3: La melodía extraída de la no tan hermosa "Beatles por siempre"...

Espero a ver que me dices del concierto de este fin en el que vas a tener la dicha de estar en el Opening mundial de su gira...

Ing. Alejandro J. dijo...

quién me puede hacer el favor de decirme en dónde puedo localizar la canción "beatles por siempre" de Fito...en qué disco o en qué página de internet puedo descargarla?? mi e-mail: a.chale@gmail.com por favor, se los voy a super agradecer muchísimo. saludos a todos!!!