miércoles, octubre 18, 2006

Gotan Project: lunático soberbio


En el año 2001, un Dj francés, un músico suizo y un bandoneonista y guitarrista argentino, se reunieron en París para grabar un disco que se convirtió instantáneamente en un clásico de la música contemporánea: La Revancha del Tango. Una exitosa gira europea y más de un millón de copias vendidas alrededor del mundo, consagraron a este trío de músicos como los artífices del género denominado “tango electrónico”. Desde ese momento, una gran cantidad de Dj’s y de colectivos electrónicos -como Bajofondo liderado por Santaolalla junto a Campodónico y Supervielle- se han dejado seducir por esta fusión del tango con los sonidos electrónicos de comienzos del siglo XXI.

Lunático(2006) es la segunda producción que contiene material original de este grupo, ya que las otras dos que se han editado es un concierto grabado en directo (La Revancha del Tango Live), y una colección de remixes hechos por otros artistas (Inspiración-Expiración). Es por ello que luego de cinco años, las expectativas no podían sino rayar en la desesperación por escuchar el material nuevo que este trío nos pudiera ofrecer. Y cuando uno escucha Lunático –nombre del célebre caballo que tenía Gardel-, esas expectativas son superadas sin duda alguna para el deleite de nuestros oídos.

Puedo asegurar con absoluta convicción, que este es el mejor disco de los Gotan. Es mucho más orgánico que el primero –se prefiere la grabación de instrumentos sobre la inclusión de samplers- y, sobre todo, más consistente. Este disco es excelente de principio a fin. Desde que comienza con Amor Porteño, pasa por Diferente: el tema mejor logrado en todo el catálogo del trío a través de un sublime diálogo entre piano y bandoneón que al final estalla con arreglos excelsos de cuerdas, inmediatamente después viene el sentido jazz en la voz de Cristina Villalonga –la nueva cantante del grupo- en Celos, el genial rap hispano-argentino en Mi Confesión, la instrumental Criminal y la desenfadada Arrabal.

Gotan Project consolida con Lunático su altísima calidad como ensamble que ha sabido conjugar, con maestría, la prepotencia seductora del tango con la sofisticada música electrónica. Música soberbia, che.

No hay comentarios.: