La vida en un poema escrito en una servilleta. La vida en un Fa sostenido. La vida en una canción reproducida por un iPod. La vida en una nota.

Life on a love poem written on a napkin. Life on a F-sharp. Life on a tune played by an iPod. Life on a note.

domingo, noviembre 26, 2006

Comunicado de la butaca del cine

Lamentablemente en estos últimos días se me ha reducido considerablemente el placer de servir a la gente que, en mí, consigue el sostén para disfrutar de una buena película; o ¿porqué no?, de un momento de cariño -por cierto bastante económico- que encuentra complicidad en la poca luz -la más floja de mis colegas en el cine- que los envuelve.

Numerosas conversaciones periódicamente mantengo con uno de mis más preciados amigos, el suelo, quien posee la rara convicción de que se siente más decente que yo, por el hecho de servir de apoyo para las extremidades finales del cuerpo como lo son los pies y yo, por el otro lado, llevo a cabo mi rol de servir de soporte para la espalda y las “extremidades” -porque en ciertas personas bien pudiera representar eso- medias y traseras del cuerpo como lo son los glúteos.

Sin embargo, a diferencia de lo que muchos otros colegas refieren -dado el caso del honorabilísimo suelo- me encanta mi trabajo, el cual, dadas las condiciones actuales del país, se pudiera considerar como privilegio. Aunque debo admitir que, como todo trabajador, tengo mis días difíciles.

Señoras y señores con exceso de peso -traducido en altas proporciones de las nalgas, como también se les conoce a dichas partes del cuerpo- e individuos con problemas gástricos -traducidos en la producción de abundantes gases, muchas veces por culpa de otro de mis gremios compañeros, las cotufas- vienen a representar los pocos aspectos que le imprimen a mis jornadas de trabajo retos fuertes de soportar, pero que mi amor al arte suele diligentemente vencerlos y superarlos, sumándose a su vez para la experiencia que día a día voy formando.

“¿Y qué me dices de los noviecitos?”, me decía una viejita que gracias a la demencia senil y un toquecito de esquizofrenia una vez se dignó a hablar conmigo. Yo, llano y sincero, le respondí que a ellos los consideraba como una de mis grandes amistades ya que represento para ellos el instrumento y el ambiente de una cosa tan bonita como es el amor. Además, muchos de ellos tienen siempre la gran amabilidad de proporcionarme intervalos de descanso, ya que comúnmente utilizan sus manos para ayudar al soporte de las extremidades de su pareja. De manera que no; no representan, en lo absoluto, ningún problema a considerar sino más bien una muy oportuna ayuda.

Concluyendo el presente comunicado, les reitero que me produce mucho placer mi labor, aunque muchos piensen lo contrario. En adición a eso, me tomo el derecho de hacer también mis críticas, ¿por qué no? Sí me considero un objeto decente, más decente que mis otras colegas; como las butacas de Asambleas, Congresos, Tribunales y demás instituciones afines que, más que sostener, tienen que soportar el culo del ser humano como tal, es decir, el lado más lóbrego de la condición humana inherente a las personas que hondeando la banderas de la Política y la Justicia son capaces de ser una verdadera mierda.

jueves, noviembre 16, 2006

Embas - Realidad alusiva

Ayer fue el lanzamiento oficial del primer video del sexteto caraqueño Embas.

El video en cuestión es de una de mis canciones favoritas de su ópera prima (Suburbia). Con mucha alegría y un enorme orgullo, les posteo el primer video de una de las mejores bandas de la escena caraqueña:



¡Un abrazo lleno de felicitaciones a Ruyman y a todo su combo ecléctico!

miércoles, noviembre 15, 2006

Brazilian Girls: fetiche vocal

Uno se puede “quedar pegado” con una banda de diversas maneras. Te puede gustar desde la primera vez que lo escucha o, por el contrario, puede que no te guste al principio y que, luego de un tiempo, lo puedas digerir para finalmente quedarte enganchado. En fin, como dije, hay todo un abanico de posibilidades.

Sin embargo, cuando uno escucha a Brazilian Girls, uno no puede identificar cuándo es que ha quedado completamente cautivado con el sonido de este cuarteto residenciado en Nueva York. El hecho es que uno se rinde ante esta novedosa propuesta liderada por la voz de la italiana Sabina Sciubba. No es que le esté restando méritos a quienes la acompañan – el argentino Didi Gutman (antiguo tecladista de Spinetta) y los estadounidenses Jesse Murphy (bajo) y Aaron Johnston (batería)-, ya que éstos conforman la estructura “creadora” de la banda; lo que pasa es que lo que más resalta –y lo que logra seducirte- es la oscura y seductora voz de esta mujer: todo un instrumento musical exquisito y sexy. Todas esas notas que salen de su boca te cautivan hasta hipnotizarte. No exagero: la voz de Sabina es puro erotismo sonoro.


Aunque creo que ya he logrado una forma bastante convincente de invitarlos a escuchar esta experiencia de electro-jazz, trip-hop, reggae y chill-out; considero que en caso de que acepten esta sugerencia, deben empezar por su primer disco, Brazilian Girls (2005), que se convirtió en su mejor carta de presentación en el mercado y las discotecas de Estados Unidos y Europa.


El inmensamente anticipado segundo disco, Talk to la bomb (2006), no es tan bueno como el primero –incluso hay fuertes críticas que lo condenan-, pero todavía contienen visos de la genialidad que ha caracterizado a esta bandota –Sweatbomb es una belleza, por ejemplo. De igual forma, si escuchan este después del primero, pueden incluso asimilarlo mejor y así no rechazarlo impulsivamente.


Brazilian Girls se ha convertido en este último par de años en una buena noticia para esa entusiasta audiencia –en la que me incluyo- que siempre está abierta ante nuevas propuestas de música electrónica. Numerosas reseñas de sus conciertos han sido publicadas en Internet, elogiando su live act lleno del histrionismo sexy de Sabina Sciubba y la excelente ejecución de sus instrumentistas. Desde este rincón cruzamos los dedos para que pronto podamos disfrutar en vivo de este cuarteto, que promete seguirnos ofreciendo más de su novedoso catálogo musical.

domingo, noviembre 12, 2006

Alessandra a tu manera (o cómo las mujeres encontraron el programa de TV perfecto para vengarse de los hombres)



Ayer se me hizo difícil acostarme. No sé por qué. El hecho es que prendí la televisión para ver, si por la bondad del azar, encontraba algún programa o alguna película que me acelerara las ganas de dormir. Recorrí con el control remoto los 82 canales y nada…

Decidí hacer una segunda vuelta, y en lo que pasaba por el canal 62 (Fox Life), me encontré con la cara de Alessandra, una gordita que es sexóloga y que, con toda la dulzura del mundo y su acento puertorriqueño, habla sin tapujos de sexo. Resulta que yo ya la veía en otro canal, donde ella atendía llamadas telefónicas y correos electrónicos; y donde incluso entrevistaba a parejas que tenían problemas ejerciendo su sexualidad.

Ahora, su nuevo programa se graba en un estudio que recrea la sala de un apartamento con cuatro sofás, sobre los cuales –además de ella- se sientan y conversan otras tres mujeres. Una es rubia, tiene ojos verdes y es de Colombia; otra es flaca, tiene el pelo negro y es argentina; y la tercera es mejicana, y bastante simplona.

La dinámica del programa “Alessandra a tu manera” es sencilla y atractiva: ella introduce un tema sobre el cual las otras tres mujeres hablan desde su experiencia, para luego consultar a la experta que aporta sus opiniones para así “ayudar a la vida sexual de los televidentes”. Y lo pongo entre comillas porque, a fin de cuentas, el programa termina siendo la excusa perfecta para destruir y burlarse de la ineficiencia y “rapidez” de los hombres en la cama. El tema de la noche eran “las posiciones”.

Alessandra comienza y dice: “Las posiciones que usa una pareja en la cama son elocuentes de la creatividad y comunicación que tienen los amantes”. La colombiana dice: “A los hombres no les importa tanto las posiciones, total, ellos se contentan con cualquiera”. Alessandra acota: “Es verdad, el placer para la mujer depende del ángulo de la penetración…”, y por ahí se va. La argentina despliega toda su prepotencia comentando: “Lo que pasa es que a los hombres no les interesan las posiciones, porque no tienen mucho tiempo para la variedad, ¿viste? Con mi novio a lo máximo hago dos distintas y listo, ¿me entendés? No es que no les importe, es que sencillamente no pueden porque se les hace cortito el tiempo”. Todas ríen con malicia, como si de alguna venganza pública se tratase. Alessandra, obviamente y con la sensatez que la caracteriza, logra calmar las risas de la “venganza” y anuncia que vienen los cortes comerciales. En lo que salen las imágenes que le hacen publicidad a un champú “anti-quiebre”, no puedo pensar en otra cosa sino en lo que pasaría luego de cada programa en la vida de los novios de “las panelistas”. Hasta me reí pensando en el chalequeo que le montarían los compañeros de trabajo a estos panas, cuando se ven en la oficina el día siguiente de la transmisión. Le di rienda suelta a mi imaginación y este fue, más o menos, el diálogo que construí:

Los colegas del novio de la argentina: ¿Qué pasó rata? -a lo caraqueño pa’ que suene más chévere la cosa. Coño, tu jeva se pasó anoche diciendo esas cosas. ¿Cómo es esa vaina de que no te da chance de cambiarte de más de dos posiciones? ¡Qué bolas brother! ¿Es verdad esa vaina?

El novio de la argentina: Ustedes son unas ratas pelúas… ¡No estén regando esa vaina por ahí porque eso es puro cuento! Todas esas carajas siguen un guión, ¿me entienden? La vaina es un montaje para que la gorda esa se luzca con toda su sabiduría que tiene de penes y vaginas...

Y así seguiría la cosa.

Y así yo seguiré riéndome de todo esto que, sospecho, no será muy distinto a lo que verdaderamente pueda ocurrir.

jueves, noviembre 09, 2006

Dance Venezuela vol. 1: el bonche como símbolo patrio


José Luis Pardo, bajo su seudónimo de DJ Afro, ha logrado armar una auténtica vitrina del mejor talento de la música electrónica que se está haciendo en Venezuela. Luego del exitoso Chill Out Venezuela vol. 1-en el que, como su nombre lo indica, la selección de canciones estaba dedicada a los sonidos down-tempo-, Gozadera Records edita en este volumen 15 temas orientados esencialmente hacia el género dance.

En esta segunda recopilación que edita la disquera de Los Amigos Invisibles, no sólo aumentan las rpm, sino que la calidad musical también hace lo propio. Los mejores temas del disco son los cuatro que se escuchan al principio: un par de temas house aderezados con melodías brasileras (Calcata beach y A vida rara), un dance con un exquisito toque anglosajón (You make me happy) y el genial tema de Bacalao Men (Bicicleta intergaláctica) “retocado” por Dj Afro.

Destacan también Chinchorros de litros sin plomo por el acelerado ritmo –inusual a nuestros oídos pero muy bien logrado- de Masseratti 2lts; Jammin with myself, una creación del propio Dj Afro, que nos deleita con su guitarra infectada de wah- wah y unos teclados al mejor estilo de Parliament, Right (Cariño) de Garnica y Detroit Samba de Pablo Sánchez.

Otro par de “invisibles” colaboran con material original. Uno es el tecladista Armando Figueredo, bajo el seudónimo de Odnam, con su alucinante Comealong. Y el otro es el vocalista Julio Briceño, quien se hace llamar Chulius & the filarmónicos para presentarnos su seductor Power Freak.

Dance Venezuela vol. 1 logra conseguir así el objetivo inicial de José Luis Pardo de “producir un catálogo de música dance hecha por venezolanos”. Queda así registrada la existencia del consistente talento que hay en la música electrónica de nuestro país. Y si además este talento cuenta con el apoyo de iniciativas como ésta, que viene fomentada de la banda venezolana con mayor presencia en las discotecas fuera de nuestras fronteras, queda a la disposición de los oídos del mundo entero un material sonoro de altísima calidad.

lunes, noviembre 06, 2006

¡Felicitaciones Alberto!

Inmensamente emocionado les posteo la siguiente noticia que incluye a uno de los escritores venezolanos que más admiro. Una muestra más de la calidad de nuestras letras venezolanas...

¡Bravo Alberto!

Alberto Barrera gana Premio Herralde de Novela con La enfermedad

El escritor venezolano Alberto Barrera Tyszka fue distinguido hoy con el Premio Herralde de Novela por su obra La enfermedad, mientras que la cubana Teresa Dovalpage fue finalista por Muerte de un murciano en La Habana.

El galardón, dotado con 18.000 euros (22.860 dólares), fue otorgado a Barrera por unanimidad del jurado.

El poeta, narrador y articulista del diario El Nacional Alberto Barrera, nacido en Caracas en 1960, cuenta entre sus obras con la novela También el corazón es un descuido y el libro de cuentos Edición de lujo.

Es además autor, junto a la periodista Cristina Marcano, de la biografía documentada del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, publicada bajo el título Hugo Chávez sin uniforme. Una historia personal.

El jurado del premio ha estado integrado por Salvador Clotas, Juan Cueto, Esther Tusquets, Enrique Vila-Matas y el editor Jorge Herralde.

Al premio se presentaron 172 originales, de los que seis llegaron hasta la final.

Noticia tomada de el-nacional.com

domingo, noviembre 05, 2006

¿Qué viene después de la lluvia?

¿Qué viene después de la lluvia?
Después de este calor oculto bajo las sábanas.
Después de esta piel que se aproxima a la mía.
Después de este suspiro entrecortado.

¿Qué viene después de esta percusión del cielo?
Después de estas ventanas cerradas.
Después de estas gotas que,
intentando aferrarse al vidrio,
caen rendidas hasta desvanecerse.

¿Qué viene después de estos pensamientos mudos?
Después de estas reflexiones melancólicas.
Después de este cuestionamiento estéril.
Después de este susto de sentirnos felices.

¿Qué viene después de la lluvia?
¿El sol?
¿Abrir ventanas y descubrir cobijas?
¿Despertarla para despedirla?