martes, febrero 20, 2007

Van Hunt: la nueva promesa del R&B de la vieja escuela


Uno cuando escucha a nuevos artistas siempre espera con encontrarse con casos como el de Van Hunt. En este 2006 que acaba de irse, este cantautor, guitarrista y productor, editó uno de los álbumes que le hace merecedor del título de revelación del R&B: On the jungle floor. Es que lo sabroso de escuchar trabajos como estos, es que precisamente uno siente la esperanza de saber, que en este siglo XXI, siguen habiendo nuevos talentos que hacen música de altísima calidad.

El inicio de este excelente disco es If I take you home, un tema que, desde ya, nos muestra las dos principales influencias de su autor, o lo que los gringos llamarían un “Curtis Mayfield meets Prince”. Y, aunque al sonar muy parecido a este par de leyendas del R&B, Van Hunt pueda quedar terminando como una mala copia de ellos, el tema y el disco en general quedan muy bien parados.

A continuación viene el tema más funky y bailable de toda la producción: Hot stage lights. Le sigue la delicada balada Daredevil Baby, cuyo suave intro explota en una batería y una guitarra que preparan el ambiente para el mensaje final de la canción. El quinto tema, Ride ride ride, evidencia otra de las grandes influencias de este artista emergente: Jimi Hendrix. Tiene una deliciosa onda retro, muy parecida a la del rock de Lenny Kravitz.

Otra de las canciones que destacan por el talento compositivo de su autor, es Mean sleep, con una estructura muy a lo Prince, cantado a dúo con Nikka Costa (precisamente una de las protegés del Purple One). Character es, definitivamente, la pieza más Curtis Mayfield. De hecho, pareciera que Van Hunt se convirtiera, en este tema, en toda una reencarnación de él. Si alguna vez quieren imaginarse cómo se escucharía Curtis Mayfield si todavía estuviese vivo, no duden en escuchar este exquisito tema.

No sense of crime es un excelente tema funk minimalista, que es cantado con el escaso pero contundente acompañamiento de un bajo funkeado y un teclado. Otro tema que logra sorprendernos es el “ochentoso” At the end of a slow dance, en el que pareciera escucharse una peculiar mezcla entre la guitarra de The Edge (U2), el vocalista de The Killers y The Cure: toda una interesantísima combinación. The thrill of this love es otro tema que nos hace recordar esa muy bien lograda mezcla entre Curtis Mayfield y Prince.

On the jungle floor (2006) es indudablemente uno de los mejores discos de R&B que haya escuchado en estos días, y que además haya sido hecho por un artista joven y rebosante de talento como Van Hunt. Por eso es que cuando uno escucha la clásica música negra de los 70, esos pensamientos nihilistas que te hacen creer que no se puede volver a hacer música de esa genial calidad, se ven minimizados con discos como éste que, en la actualidad, nos da tanta alegría a todos los seguidores del R&B.

Nota: Aquí les posteo el video de la excelente canción Dust, incluida en su primer disco homónimo y editado en el 2004.


No hay comentarios.: