martes, marzo 11, 2008

Lenny Kravitz: revolucionario de amor, no de música


Lo que muchos le critican a Lenny Kravitz, y con razón, es la ausencia de originalidad en su música. Sin embargo, considero que, en vez de condenar ese aspecto de su trabajo, debería celebrarse que uno pueda escuchar una mezcla muy bien lograda de todos los artistas que tanto lo influencian. It is time for a love revolution (2008) suena a Led Zeppelin (Bring it on, Confused), a James Brown (Will you marry me), a George Harrison (I love the rain) y a Curtis Mayfield (Uncharted terrain). Pero también suena al repertorio ya clásico que siempre nos ha ofrecido este importante cantautor: baladas como I’ll be waiting, A long and sad goodbye y el funky de Love, love, love –cuyo video les posteo abajo. Al lado de los últimos –y mediocres- discos de Kravitz: Lenny (2002) y Baptism (2004), It is time for a love revolution resalta, aunque carente de innovación y ambición, por su muy buena música. Y eso siempre se aplaude.


2 comentarios:

La Perfecta dijo...

Yo no se nada de música, al menos nada más allá de lo que mi instinto y la crianza de mi oído me dicen que está bien.
Y Lenny, para mi, siempre está bien.
Para escucharlo y para verlo -sí, es un comentario de jeva-, resumo así:
Un tipo como Lenny Kravitz no es mi tipo, pero es que... es EL TIPO

*me gustó mi trabalenguas, y me
gusta leerte también
Saluditos

Minhe dijo...

Hey! Victor tiempo sin comentarte, porque siempre paso aunque no te deje nada escrito, de hecho lo hacia desde mucho antes de comentarte por primera vez jejejeje, y bueno siempre me han parecido muy buenos tus post asi que hoy te otorgue un premio, cuando puedas pasas por mi blog a recojerlo!

Saludos!! :)