viernes, julio 18, 2008

Experimento sociológico (II): La frita

Viernes, 8 de la noche. El Patio Bar. Pelirroja, flaquita, lentes de pasta, pecosa, camiseta verde, no lleva sostén, falda negra, zapatos verdes. No muy bonita, pero tiene estilo. Frita, fenotipo de quien estudia arquitectura en la Central. Ordené en mi cabeza mi estrategia y me le acerqué…

- Hola, ¿te acuerdas de mí?
- La verdad, no –lo cual era cierto: no me conocía.
- Nos conocimos en la fiesta de plátanoverde, en Chacao –argumenté con tono de sentida decepción de que no se acordara de mí.
- Ah ok, ahora sí creo que me acuerdo… -¡Bingo!
- ¿Todo fino?
- Bueno, un poco ladillada… Lo que pasa es que estoy full cansada –hablaba con ese agotamiento típico que nos ataca a final de semana.
- Bueno, nada que el alcohol y una buena musiquita como la que están poniendo no puedan solucionar, ¿no?
- Claro, vale. Tienes razón, lo que está sonando está muy bueno y lo que me estoy tomando ya me está relajando…
- ¿Y qué estás tomando?
- Una solera verde –la tomó de su mesa y me la mostró sonriente.
- ¿Estás segura que eso es lo que quieres tomar? –dije mientras apuntaba la cerveza con una mueca de decepción.
- Umm, sí… –parecía no entender mi pregunta.
- ¿Sabías que eso no es lo que realmente quieres tomar?
- ¿En serio? No entiendo –me respondió con genuino desconcierto.
- Te lo voy a probar… dame un chance –fui a la barra y pedí un vodka tonic, con tres cerezas. Fui hasta su mesa y se lo entregué.
- ¿Qué es esto? –me dijo con cierto desdén.
- Lo que realmente querías tomar…
- Pero, ¿qué dices? Ni siquiera sé como se llama este trago –el desdén degeneró en chocancia.
- ¿Y acaso a ti te importa cómo se llama? ¡Pruébalo ya, chica! –dije esto añadiendo esa leve pizca de patán que tanto gusta a ciertas mujeres. Ella sorbió un trago, arrugó la cara y, después de un tiempo, le gustó.
- Oye, como que tenías razón, ¡esto esta buenísimo! ¿Cómo se llama este trago? Nunca lo había probado antes.
- Tranquila que casi siempre uno no sabe qué es lo que quiere en esta vida. Se llama vodka tonic: vodka, gin tonic y un poquito de limón. Sólo que este trago tiene un detalle especial…
- ¿En serio?
- Las tres cerezas –le dije mientras apuntaba al fondo de su vaso.
- ¡Ah ok! No me había dado cuenta que eran tres, jeje.
- ¿Sabes lo que eso significa?
- Umm, no. Ni idea –admitió con inquietante curiosidad.
- A finales del siglo XVI, el número tres se tenía como un número asociado a la seducción. Por ejemplo -proseguí con la seguridad que demandaba la situación-, una manera muy discreta de hacerle saber a alguien que uno estaba interesado en esa persona, era regalándole tres piedras preciosas o tres flores… o tres cerezas dentro de un trago…
- Jeje –sonrió ella, visiblemente apenada.
- ¿Qué pasa?
- Nada, sólo me preguntaba por qué habías tardado tanto en venir a hablarme… Equis… ¿qué vas hacer más tarde?

12 comentarios:

sophie dijo...

No sé si convertirte en un patán te gané algunos corazones por ahí, pero puedo asegurar que con tu inteligencia sí. Invitarle un trago con cerezas, algo osado y sexy, pero fue realmente la explicación que le diste sobre las tres cerezas lo que la conquistó, sencillamente perfecto.

C. Luisa Ugueto dijo...

Muy entretenido tu texto. Te felicito. Escribes muy bien. Esos asuntos romanticos son complejos, quizas no exista una formula, tal vez todo vale. ¿quien sabe?. Este mundo es un lugar muy extraño.

Bibi dijo...

Ummm.. A ver...la cuestión es... como mujer, si a mi me hubiesen invtado un "vodka tonic", pa empezar hubiese dicho que no porque me gusta el ron, Jajajajaj
AHORA... El detallazo del trago..Excelente, nada más con ejemplificar que signigsn las tres cerezas un exito!!!!

Isa dijo...

por fin la continuación tan esperada :p

nice! te aplaudo el "sabía que eso no es realmente lo q querías tomar?", y claro está, el detallazo de la explicación de las 3 cerezas, very, very nice

vamos a ver qué sigue..

eusucre dijo...

tres cosas:

1.jeje! Frita, fenotipo de quien estudia arquitectura en la Central - te pasaaas.. jeje

2.Creo q voy a empezar a confudirte con todos los galansitos que veo...

3. Estas tres cosas no significan que me interesas... significa que me tripee mucho ese dato! jeje

saludos!

Débora Ilovaca Leiro dijo...

¡Qué ÉPSITO! Jajajajajajajaja. EPSELENTE el detallazo de la cerezas. Aunque debo confesar que tuve que releer porque, como estoy medio cegata, leí 3 cervezas.
"¿Cómo coño se meten 3 cervezas en el fondo de un trago?", me pregunté. Jajajajaja. Pero dado que son 3 CEREZAS todo tiene sentido.
Estaré a la espera del próximo capítulo.
Besos,
Deb.

Toto dijo...

Eso se llama tener estilo! Excelente tactica!

Nina dijo...

Jajajajaajaj eres un duro.

Karina Pugh Briceño dijo...

Quiero excusarme por adelantado por lo que voy a hacer, argumento deformación profesional: ser profesora de cocina durante tanto tiempo me ha provocado un síndrome antipático de corregir recetas.

Vodka Tonic:

-. Vodka
-. Aguakina (Agua con gas aromatizada con quinina, la cual la hace un poco amarga)
-. Piel de limón
-. Hielo

Gin tonic es un trago hecho con ginebra y aguakina.

(el toque de las tres cerezas feminiza mucho el trago, lo cual convierte un clásico masculino en una bomba seductora)

Me disculpo por la necedad de corregir...

Karina Pugh Briceño dijo...

Pana... Qué haces tú atacando flaquitas???

*+MªEugenia+* dijo...

Juro que si llega un tipo con el que recién hablo y me trae un trago sea cual sea, salgo corriendo y le digo a mis amigas… “maricaaa aquel tipo me quiere dar burundanga, como no hay mucho que pueda robarme, me quiere quitar los órganos” jajajajajaja

Fino el blog, saludos!

Link dijo...

Yo por un momento tambien pense lo de la burundanga, pero eso quedo anulado con el dato de la fiesta de "platanoverde"

Me imaigno que el "conocerse de antes" en una "fiesta" anulo un poco la desconfianza general de las feminas en sitios nocturnos.

Interesante, no?

saludos~