martes, septiembre 23, 2008

Carta a Juliette

Sí, a ti,
no te me hagas la loca



Te escribo por aquí porque sé que lees este blog de vez en cuando. No confío ya en pasarte mensajitos por Facebook ni por Messenger, mucho menos por el celular. Te escribo por aquí porque me da la gana y porque me sabe a mierda en verdad que todo el mundo lo lea también. A mí lo único que me importa es que lo leas.

Como verás, no estoy escribiendo “bonito”, ni nada por el estilo. Te estoy escribiendo con sinceridad, con arrechera. Y cuando uno escribe sintiéndose así uno no mide las palabras, uno no las corrige, uno no escribe palabras “bonitas”. Sé que muchas veces me pediste que te escribiera un poema, escríbeme algo lindo en el blog, ¿anda, sí? Pues aquí está; aunque, me temo, no habrá poesía. Lo lamento.

Ok, al grano entonces: te amo. Así de sencillo. Lo he hecho desde que te conocí. Allá tú si crees que he malinterpretado las cosas. Pero la vaina es así y punto. Ahora, así como te digo eso, también te digo que no es tu culpa. No tienes la culpa de que seas insoportablemente bella; que tengas esos maravillosos rizos bañados en vino tinto; que tengas unos dientes blanquitos y perfectos y qué bolas que antes no me fijaba en los dientes de una caraja; que cuando me cantas esas canciones de RBD me suenan a gloria, cuando en verdad cantas horrible, ¡y es RBD, coño!; que cuando sonríes es como si viera al sol de frente. Sí, me sabe a mierda si te suena cursi la vaina, equis, ¿acaso uno no suena así cuando se enamora?

Pero en lo que sí tienes la culpa es en esa maldita actitud que has tenido desde que me conociste. Ese tira y encoge. Ese ay, qué lindo eres, eres una belleza, porque sé que cuando las mujeres dicen eso, aparte que suena ultra maricón, las vainas nunca terminan en nada. Y no te estoy insinuando que lo quiero es que las vainas terminen en unos besos, una metedera de mano o en una cama, nada de eso. Ojalá, porque lo que pasa cuando uno está enamorado, así como yo, es que uno no se imagina tirando con la chama. Peor aún: uno se imagina que tiene a esa chama al lado todo el día, que uno le habla y que uno la escucha por horas, que uno se ríe con ella, que uno camina con ella con las manos agarradas, qué sé yo. Puras mariqueras pues.

Te escribo esto porque ya no aguanto más. Decidí hacerlo justo después de la última vez que nos vimos. Tengo ganas de verte, vente que quiero contarte algo, recuerdo que me dijiste. Y yo me emocioné todo: me fui de la universidad rapidísimo a mi casa para afeitarme, bañarme y ponerme perfume y todo. (Qué bolas, estoy escribiendo esto y me estoy cagando de la risa por lo güevón que fui.) Todo para que me dijeras que estabas ilusionadísima con un pajúo que trabaja contigo y que crees que te está echando los perros. Que te la pasa mandando mensajitos por el Blackberry y que, en más de una ocasión, lo has pillado mirándote las tetas. Bueno, pero ¿con quién carajo crees que estás hablando tú? ¡Si yo también te las veo, lo que pasa es que trato de no ser tan boleta! Pero no vayas a pensar mal, acuérdate que si te las veo no es por sádico. ¡Me tienes mal, coño! ¡Me gusta todo lo que veo de ti! ¿Qué carajo quieres que haga?

Me di cuenta que me había enamorado de ti cuando bailé contigo una canción de Gilberto Santa Rosa, y bailaba de lo más feliz con todo lo que yo detesto a ese gordo de mierda. Supongo que tenerte cerquita fue lo que me supo a gloria. Me di cuenta que me había enamorado de ti cuando hablé con un pana y le dije que había conocido una chama burda de linda, una chama que me dejó enamorado mal, man. Palabras demasiado maricas como para decírselas a mis panas para describirles una chama que acabo de conocer.

Listo, ya dije todo lo que quería decir. Así que te voy a pedir una cosa, te escribí esto con bastante tiempo antes de la fiesta de cumpleaños de tu mejor amiga. Ella me invitó y yo voy a ir. Y sé que también vas a ir habiendo leído todo esto antes. Así que nos vamos a ver, y creo que no podrás evitarlo. Lo que te voy a pedir es lo siguiente: si me ves en la fiesta, no me saludes a menos que quieras comentarme algo de todo esto que te acabo de escribir. Fíjate, la cosa es muy sencilla. Tienes básicamente dos opciones:

Opción A. Rebótame/dime que estoy loco/que nada que ver.
Opción B. Dame un chance.

Porque te conozco, sé que te me puedes ir por la tangente y desviarte del tema y sonreírte con tu mágica sonrisa y yo pondré cara de estúpido, que es la cara que ponemos los enamorados. Y luego seguirás como si nada, como si no te hubiese escrito todo esto. Como si no lo hubieses leído.

Y entonces seguiría siendo tu amigo.

Pero no.

Yo no quiero seguir jugando ese papelito.

Ni de vaina.

16 comentarios:

La Perfecta dijo...

Víctor, POR FAVOR, me cuentas cómo termina todo esto.
Porque si funciona me voy a dejar de rodeos en mi propio blog y te voy a copiar la idea.

Abrazo!
Éxito!

Minos dijo...

Si despues de esto, esa chica no te presta atención y te toma en serio, no vale la pena que pierdas con ella lo que tienes para ofrecerle a alguien que realmente te merezca.

Si no esta dispuesta, mandala "a tomar por culo".

Un abrazo man, como siempre me impresiona todo lo que escribes acá, aunque haya perdido el hábito de comentártelo.

Nina dijo...

Mente positiva y actitud de ganador. Esperamos el post con el outcome final! GOOD LUCK!!! Y si la pajúa te rebota nos bebemos Venezuela el fin de semana... eso es lo de menos.

Ivy dijo...

Claro que sí mi pana, esa es la actitud, los puntos sobre las ies o si no "si te he visto no me acuerdo". Suerte con esa vaina

Carito dijo...

Guauuu! Esto no tiene nada que ver conmigo y me late el corazón con fuerza...
Me gusta la honestidad y me gusta más la valentía! Suerte con la chica!

Or@ dijo...

Me encanta este blog, por qué será? Coño porque escribes cómo si fueras el hombre perfecto (digo cómo si fueras porque dudo que exista) jajaja!!!!! Suerte!!!!!!

Or@ dijo...

Me encanta este blog, por qué será? Coño porque escribes cómo si fueras el hombre perfecto (digo cómo si fueras porque dudo que exista) jajaja!!!!! Suerte!!!!!!

Link dijo...

Este es by far, el mejor post que he leido en muchisimo tiempo.

Gustvao dijo...

Me alegra ver a alguien hablando claro y quitando espacios a la duda. Pase lo que pase, después de esto estarás tranquilo.

*Mari dijo...

Quisiera tener yo la mitad de la valentía que tuviste tú al publicar esto... muchas cosas serían aclaradas... Exito con la chica eh! :)

linyu dijo...

hola victor, eres muy valiente, me senti totalmente identificada con tu carta.. solo que yo soy muy cobarde para hacer algo asi...

te deseo mucho exito con julieta y sino te da una oportunidad, bueno ella se lo pierde y como diria mi abue no hay mal q por bien no vengaaaa!! besoos, cuidate...

Mafalda dijo...

Porque coño a una no le escriben una cartita de estas???

Juliette es rolitranco e`pendeja si no reacciona!

Que bello eres en serio!!

Naky Soto dijo...

Víctor querido:

Yo sé que tú lo sabes. Puedes suspirar, voltear los ojos para el techo, decirte en silencio "esta mujer deja de venir aquí por tres meses y ya viene con sus discursos", dilo, piénsalo, pero tú sabes cómo es la cosa. Tomo distancia del resto de tus comentaristas porque disiento del estilo, sobretodo porque la musa, al ser escucha de RBD, no va a estar esperando las menciones de quince "mierdas", tres veces "tetas", y todos tus coños ya tal y qué sé yo. El cierre sí es magistral. Esclarecer las opciones es bueno (más para ti que para ella). Pero te pido algo, la próxima vez, usa esa creatividad prodigiosa que te gastas, vierte toda la música que escuchas y sientes, que comentas y regalas, conéctate con esa peculiar manera que posees para enlazar buenas historias, y has menos foco en lo que te disgusta para que el producto final de tu declaración, se parezca mucho más a ti. Preocúpate menos por exaltar tu homofobia y mucho más por ensalzar tus talentos, que son tan peculiares, que se hacen dificilísimos para tasar. El tema no es sólo cuánto te gusta ella, la mitad de esta ecuación es cuánto te gustas a ti mismo, por ella.

Un abrazo enorme,

plastilina_ve dijo...

Cool brother,

Excelente blog y excelente actitud. Así es y más nada mi pana.

Cuídese

emarcohdez dijo...

Me encanto la entrada. Perfecta. ¡Suerte!

*Mari dijo...

Le escribí algo al chico que me gusta, mi "amigo"... y me acordé de ti y este post...

Qué fresquito se siente cuando uno dice todo lo que lleva por dentro... Para terminar bien o mal, pero los más valientes somos los que hablamos...

Y pensar que la primera vez que leí esto dije "Quisiera tener yo la mitad de la valentía que tuviste tú al publicar esto... muchas cosas serían aclaradas.."

Saludos magentosos!!