lunes, marzo 16, 2009

Bishop Allen: talento, ingenio y blogs...


El éxito que ha tenido la agrupación indie Bishop Allen bien podría constituir un excelente caso de estudio para cualquier curso de mercadeo que se imparta en un instituto serio de finanzas. Este caso comprobaría, contundentemente, que en momentos de crisis el ingenio es la herramienta más poderosa para vender cualquier cosa. O indie-pop.

Bishop Allen fue fundado por Justin Rice y Christian Rudder, dos individuos que comenzaron a tomarse en serio lo de convertirse en profesionales de la música, una vez que obtuvieron su primer gran éxito: una de sus canciones fue comprada por Sony para musicalizar un comercial para la nueva cámara que saldría al mercado. La canción estaba apropiadamente titulada Click click click click.


Ambos decidieron entonces grabar su primer larga duración, pero una extraña especie de frustración creativa los llevó a tomar una inédita pero extraordinaria estrategia para mercadear su música: editar mensualmente, a lo largo de un año, un EP con cuatro canciones. La presión de hacer música nueva en tan poco tiempo, en vez de trabajar en su contra, diluyó el bloqueo creativo de la agrupación y los inspiró a escribir buenas canciones. Estos temas fueron enviados a numerosos blogueros que escribían sobre música de indie para que fueran posteadas en sus blogs. Estas páginas lograron promocionar masivamente el material de la banda y las ventas de los EP's comenzaron a subir gracias a esta inmensa red virtual.

El resultado: vendieron alrededor de 2.000 EP's por mes y las ganancias ascendieron hasta 1.200 dólares mensuales. Esto contribuyó de manera directa a que la banda tocara con alta frecuencia en pequeños locales alrededor de los Estados Unidos. Esta gira también generó grandes dividendos: promoción, aumento en la venta de los EP's. Y más dinero.

La disquera
Dead Oceans los firma y edita el primer LP de la banda, The Broken String (2007), que no es más que una selección de los mejores temas de esos EP. Peter Sollet, el director de la película independiente Nick and Norah's infinite playlist, luego de escuchar su primer disco, los contacta y les ofrece aparecer en la película y en su música también. Este film logra con un éxito inesperado que catapulta aún más la creciente popularidad de la agrupación indie.


Este pasado 10 de marzo, Bishop Allen editó Grrr... (2009), una producción que sigue la misma línea de su ópera prima, con la excepción de que se ha incluido una marimba, interpretada por la novia de uno de los miembros fundadores, quien es también la diseñadora gráfica del grupo.


En el día de lanzamiento del disco, Bishop Allen tocó en una agencia de publicidad al mediodía, en una tienda de discos independiente por la tarde y, por la noche, en un local que mostraba en su puerta el aviso que toda banda quisiera leer cuando va a presentarse: sold out!


Los invito entonces a que visiten su myspace y le echen un vistazo al número de reproducciones que tienen sus canciones y al número de presentaciones que tienen en su agenda. Pero, ante todo, los invito a que escuchen su música.

Así suena el éxito cuando es inédito.

Nota
: les posteo el video de la canción Click click click click, incluida en su primer disco





No hay comentarios.: