lunes, noviembre 22, 2010

Somos...


Somos uno, dos, tres puntos, puestos uno al lado del otro.


Somos tres puntos que están en fila, como soldados que esperan por una orden.

Somos tres puntos que duran lo que dura un mientras tanto.

Somos tres puntos que caminan agarrados de las manos por temor a perderse.

Somos tres puntos que aguardan al final de un muelle, de un terminal de autobuses, de una aduana de aeropuerto.

Somos tres puntos que tienen la ilusión de los optimistas.

Somos tres puntos perseverantes, como los árboles en otoño.

Somos tres puntos que suspiran, pero que rechazan la fácil tentación de la nostalgia.

Somos tres puntos que entonan en armonía la canción del sueño.

Somos tres puntos que yacen como monedas en el fondo de algún pozo que guarda deseos.

Somos tres puntos que suenan a un gemido irrefrenable.

Somos tres puntos pacientes, como el que espera en invierno la llegada del verano.

Somos tres puntos que sueñan como los niños en Diciembre.

Somos tres puntos que oscilan entre la interrogación y la exclamación.

Somos tres puntos que esperan por ti, por mí.


Eso es lo que somos.


Somos tres puntos suspensivos, al final de una oración que aún no tiene final.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hermoso, fabuloso, me quedo pegada con este poema!!

Yo