La vida en un poema escrito en una servilleta. La vida en un Fa sostenido. La vida en una canción reproducida por un iPod. La vida en una nota.

Life on a love poem written on a napkin. Life on a F-sharp. Life on a tune played by an iPod. Life on a note.

viernes, abril 30, 2010

Masseratti2lts: playing colored dreams


Masseratti2lts is a venezuelan electronic music duo made up by Fernando and Armando Gómez. Their music has been described by themselves as "electronic poetry", since most of their pieces includes poems recorded by venezuelan TV and radio personalities over chill-out, down-tempo and house tracks. Colores de ideas 7 (2010), their latest record, is, in my opinion, their best record of their already impressive catalog. The music they have managed to create says a lot of their growth and maturity in terms of the arrangements and the handle of their numerous and complex sound layers. This album also delivers a contagious up-lifting vibe. Listening to Colores de ideas 7 is quite an inspiring experience. Since 2002, the Gomez brothers have developed a prolific, diverse and always interesting music career. This album is another celebration of their talent, perseverance and mastery of that art of making us dream, fall in love and dance with their music.

martes, abril 27, 2010

Cuando leer libros de Auto-ayuda ayuda (o de cómo llegué a entender y a leer libros de auto-ayuda)


Una de las cosas que más me impresionaron cuando entré por primera vez a una librería acá en los Estados Unidos fue ver la cantidad de libros escritos por celebridades.

Los rostros de figuras como los del actor Michael J. Fox, el comediante Steve Martin, el guitarrista Slash, la modelo y empresaria Ivanka Trump y el mediático chef Gordon Ramsay, adornaban las vitrinas de las tiendas Barnes&Noble y BORDERS en el primer viaje que hice a la tierra del Tío Sam.

Curioso por saber de qué trataban todos esos libros, decidí revisar sus contraportadas. La mayoría de este tipo de libros son autobiografías. Sin embargo, hay otros que se dedican a explorar las áreas de experticia de quien escribe.

El libro de Ramsay era una compilación de recetas; el de Ivanka Trump estaba enfocado a ofrecer sugerencias a mujeres emprendedoras; y el de Slash narraba su experiencia dentro de Guns 'N Roses.

No obstante, la categoría que encierra la mayoría de este tipo de libros no es ni autobiografía, ni finanzas, ni gastronomía, ni música. "Auto-ayuda" es la gran etiqueta que abarca gran parte de este tipo de publicaciones. Si una de mis primeras impresiones había sido el número de libros escritos por famosos, la segunda irrevocablemente sería el abrumador número de libros que encontraría en la sección de "auto-ayuda".

Antes de venirme a vivir a Nueva York, yo siempre había estado en contra de este tipo de libros. Cuando pasaba por la sección de auto-ayuda de las librerías Nacho o Tecni-Ciencia, nunca lograba entender cómo hubiesen -y cómo se vendiesen- tantos libros que a fin de cuentas trataban sobre lo mismo. Sus títulos me parecían cursis, irreales, ridículos. "El cielo es el límite", "Cien maneras de encontrar la felicidad", "La escalera al éxito", "El secreto", "El Alquimista", etc.

En ese momento jamás se me hubiese pasado por la cabeza la mínima posibilidad de comprarme uno de esos libros. Además, yo siempre había pensado que para ser feliz, o para lograr éxito en la vida, no hacía falta leer un libro. Lo único que había que hacer, en mi opinión, era trabajar duro.

Sin embargo, en ese momento tampoco hubiera podido preveer la lección que la vida me tenía preparada. Poco antes de venirme a Nueva York, tomé un curso por Internet sobre técnicas de mercadeo para música. En el PDF que me tenía que leer, cada capítulo estaba iniciado y finalizado por una frase inspiradora -el tipo de oraciones que uno encontraría en cualquier libro de auto-ayuda.

En el cuadernito que siempre cargaba encima para arriba y para abajo, hasta llegué a anotar muchas de las frases que habían llamado mi atención. En momentos de duda o de inseguridad, recurría a esas frases para que me levantaran el ánimo y la motivación. No sólo disfrutaba leerlas, sino que también las estaba encontrando útiles para ciertas metas que en ese momento me estaba proponiendo. Inconcientemente, estaba consiguiendo derribar los prejuicios que hasta ese momento sostenía ante este tipo de publicaciones.

Uno de los mejores profesores que he tenido en el Instituto fue el que me dio una de mis materias favoritas: "The business of music". El tipo hacía gala de ese sentido del humor exclusivo de las personas inteligentes, y siempre nos daba astutos consejos, sazonados con impactantes historias del show business. El tipo era sencillamente genial.

En una de sus clases nos contó, de manera muy resumida, cómo logró montar un show de Broadway. Para que tengan una idea de lo titánica de su aventura, producir ese tipo de shows, de manera independiente, puede llegar a tomar en promedio cinco años y puede llegar a costar, como mínimo, dos millones de dólares. Lo peor de todo es que una abrumadora mayoría de esas obras terminan arrojando pérdidas. En efecto, su show no fue la excepción. Sin embargo, su empresa difícilmente podría considerarse un fracaso.

Uno de mis compañeros de clase le preguntó cómo hizo para no perder el enfoque ni la motivación durante esos atareados y estresantes cinco años. Entre algunas de las sugerencias que dio, hubo una en particular que quedó resonando en mi cabeza: "Lean libros inspiradores, de esos que muchos suelen llamar de auto-ayuda."

Jae es uno de mis grandes amigos en el Instituto. Su historia es inspiradora. Él vive en un suburbio de Philadelphia -el estado con el mayor número de homicidios en los Estados Unidos. Llegar a la escuela le toma 3 horas y media en autobús. De sus cinco grandes amigos de toda la vida, sólo dos están vivos. Hace un par meses uno de ellos murió asesinado. Sólo en esa ocasión es cuando lo he visto realmente triste.

Por lo general, Jae es un tipo motivado y proactivo. Y siempre está leyendo. Biografías de personas exitosas, manuales de mercadeo y de negocios. Y libros de auto-ayuda. Un día le pregunté con cierta suspicacia si leer esos libros realmente lo ayudaban. Él me aseguró que sí. Incluso me llegó a mostrar un libro todo gastado que guarda en uno de los bolsillos interiores de su chaqueta. Lo considera su Biblia.

Jae ha sido promotor y pequeño empresario desde que tenía doce años. El mes pasado ayudó a organizar un festival de música que atrajo a más de 40 mil personas. El día del concierto puso un mensaje en su perfil en Facebook en el que expresaba su felicidad y su agradecimiento a familiares y amigos. Y a sus libros.

Como verán, la vida se ha encargado de darme dos ejemplos cercanos de la gran ayuda que proporciona este tipo de lecturas. Yo sé que esas dos personas tienen suficiente potencial, disciplina y motivación para lograr lo que se propongan. En ese sentido, ellos también son una sólida evidencia de que la verdadera clave del éxito es el trabajo.

Sin embargo, si leer un libro como esos es capaz de colaborar para explotar ese potencial que se encuentra dentro de cada ser humano, entonces definitivamente la posibilidad del éxito aplasta con contundencia cualquier reserva o crítica que se pueda tener hacia este tipo de publicaciones.

jueves, abril 22, 2010

Nneka: singing to a world of her own


to Estrella *

Nneka has been compared to Erykah Badu, Lauryn Hill and India.Arie. Reading that phrase on several magazines, websites and papers was good enough for me to try and listen to her music. The thing is, those comparisons might work well as an invitation, but fall short as a definition. When you get to listen to Concrete jungle (2010), you're about to embark into a unique proposal. Her songs can be seen as mediums through which she reflects on social issues. It actually doesn't matter if she does that while singing or rapping -she excels at both, indeed. She has just embraced music as her form of expression. Her voice is, at the same time, enchanting, catchy and provoking. This is great music, but first and foremost, it's a hopeful and strong promise. Nneka sounds emotional, yet dead serious.


This is the video for The uncomfortable truth



*
(porque estoy seguro que le va a gustar esta jevita)

lunes, abril 19, 2010

Greenberg: el fracaso como postura


La segunda vez que vi Greenberg no sólo la entendí mejor, incluso llegó a gustarme más. Me temo, que cuando la vi por primera vez, no sólo mis expectativas eran muy altas, sino que además estaban basadas en la espera de otro tipo de película.

El cine de
Noah Baumbach se presta para eso, para que tú anticipes más o menos qué es lo que te puede ofrecer con cada producción. En eso se parece mucho al cine de Woody Allen, Michel Gondry y Wes Anderson, todos cineastas cuyo esfuerzo se ha invertido en desarrollar un estilo particular -muy fácil de reconocer y ciertamente predecible. Sin embargo, Baumbach logró sorprenderme con su última película.

A Baumbach lo descubrí con
The squid and the whale -mi película favorita de su repertorio antes de ver Greenberg. Allí pude apreciar -y disfrutar- su inusual propuesta que muchos acertadamente han sabido definir como "comedia dramática" -sus diálogos pueden llegar a ser hilarantes, pero no son cómicos. Baumbach más bien apela al cine de personajes. Su misión está enfocada, más hacia la depuración de los detalles de la personalidad de sus protagonistas, que en la construcción de una narrativa.

Ésta fue una de las sorpresas que me llevé cuando vi Greenberg por primera vez. Aunque la película está centrada en narrar un par de semanas en la vida de Roger Greenberg -interpretado con solvencia por parte de Ben Stiller- Baumbach intenta presentar, en esta ocasión, un film con una temática un poco más conceptual. Es como si la palabra "trama" comenzara a tener sentido por vez primera en su filmografía. Con Greenberg, lo que Baumbach ha logrado plantear, con incuestionable fineza, es el contraste que existe entre la vida soñada y la vida real -cómo aceptar y cómo vivir la vida que no se planeó.

Roger Greenberg es un tipo que acaba de salir de un hospital psiquiátrico y que está a punto de cumplir 41 años. Aún soltero, vive en la Ciudad de Nueva York donde trabaja como carpintero -esta vendría a ser la vida real, la que no soñó. En la mitad de sus veinte, tocaba música en una banda con cierto reconocimiento local -la vida soñada- a la que se le ofreció un contrato de grabación que él decidió rechazar por "purismo" artístico. Esta acción, como más adelante se intuirá en la película, surgió más como producto de una serie de principios auto-impuestos que de una genuina convicción. Este hecho se convertiría en su mayor logro "no logrado".

Su hermano, casado y evidentemente más exitoso, decide irse de vacaciones con su familia para Vietnam y le pide a Roger que se venga a Los Ángeles para cuidar su casa.

Florence es la asistente personal del hermano de Greenberg. Este personaje, interpretado magistralmente por
Greta Gerwig, vendría a ser el mayor triunfo del film -The New York Times llegó a considerarla como "la actriz más prometedora del cine norteamericano".

Greenberg conoce a Florence, dando pie entonces a un romance revoltoso e interrumpido por una cadena de constantes e incomprensibles ataques por pare de él. El personaje interpretado por Gerwig, el mejor logrado de la película no sólo en términos de actuación sino también en términos de su construcción en el guión, dice más por sus gestos, su mirada triste y el tono melancólico y arrastrado de su voz que por lo que termina "haciendo" -lo que cualquier actor aspiraría lograr con la interpretación de sus personajes.

En Greenberg, la ciudad de Los Ángeles juega un papel determinante en el hilo de la historia que Baumbach trata de contar. Este rasgo se dio también de manera explícita en el barrio de Brooklyn en The squid and the whale, pero menos evidente (casi inexistente, de hecho) en
Margot at the wedding -la película que menos me gusta del catálogo de este particular director.

Otro de los rasgos mejor logrados del film es su música, compuesta por James Murphy, mejor conocido como
LCD Soundsystem, quien ha logrado ensamblar una banda sonora impecable, sobria y muy apropiada para la historia de Baumbach. El mayor éxito de Murphy ha sido confeccionarle un sonido a la medida de la compleja, inquietante y desconcertante personalidad de Roger Greenberg.

Cuando uno ve Greenberg, uno no puede evitar por terminarse identificando con el personaje interpretado por Ben Stiller. Uno llega hasta sentir compasión por él. Hay momentos en el que provoca gritarle a la pantalla y rogarle que deje de ser él mismo por un momento. Baumbach ha construido un personaje que actúa más por postura -una estructura de prejuicios y barreras concientemente infundadas- que por intuición, sinceridad o espontaneidad.

El aparente fracaso de Greenberg, esa distorsión entre su vida soñada y la vida que efectivamente termina viviendo, no es más que producto de una postura cuyo mayor daño recae en el hecho de que es auto-impuesta. Una de las moralejas más grandes que te deja ver una película como esta, es que muchas veces somos nosotros mismos los que contamos con el poder de abrirle los brazos y darle la bienvenida a la felicidad, en vez de ahuyentarla concientemente.

Éste es el trailer de Greenberg

viernes, abril 02, 2010

Lightspeed Champion: another ambassador of vintage pop


Music lovers should be grateful for artists like Lightspeed Champion. It's because of musicians like him, that we've all been enjoying a delightful comeback of pop. Vintage pop, to be more accurate. Someone described Lightspeed Champion's sound on his most recent album Life is sweet! Nice to know you (2010), as 'baroque pop'. And if you listen to this record, you couldn't agree more with that. What stroked me the most about his music was precisely his sense of sophistication. Even when this could be tricky, since you may take the risk of delivering an over-arranged production, the task has been handled astonishingly. His strength relies on the detail. You can tell just by listening to any song that there was a great amount of work on this record. And your ears will appreciate that, indeed. Life is sweet! Nice to know you is a peculiar, interesting and certainly baffling album.

This is the video for Marlene