martes, septiembre 27, 2011

O algo


Ahí viene.

Sí, es ella.

¿Le digo algo?

¿La saludo?

Pero es que si no la conozco.

Mejor no digo nada (como siempre)

Haz algo (como nunca)

Está más cerca.

No mires hacia abajo.

Casi, casi.

"Hola".

"Hola", dice ella.

Y sigue de largo.

Y yo me quedo ahí, parado.

"¡Hey!"

Ella voltea.

No tiene muy buena cara.

¡Di algo, pues!

"Sólo quería presentarme, me llamo Victor y trabajo en el departamento de Producción".

No dice nada.

Me mira algo confundida.

Pero no de mala manera.

Me dice su nombre.

"Mucho gusto".

Sigue allí, aunque parece que estuviera a punto de irse.

"Si quieres tomarte un café... uno de estos días... o algo..."

Saco de mi cartera y le doy una tarjeta de presentación.

"Ok", dice.

Y se va.

¿"Uno de estos días"?

¿"O algo"?

¿Qué coño es "o algo"?

¿Para cuándo más o menos es eso de "uno de estos días"?

¿Por qué coño dijiste "o algo”?

¿Qué carajos se supone que significa eso?

¿Que coño va a pensar de ti ahora?

¡Mejor no hubieses dicho un coño!

¡Un coño hubiese sido mejor que "o algo"!


El jurado emite su veredicto:

eres un estúpido.


El estúpido está contento:

sigue caminando orgulloso de su inesperada y arriesgada estupidez.

2 comentarios:

Ora dijo...

Siéntete orgulloso de atreverte a "algo". Por algo se empieza "algo".

*Mari dijo...

Jajajajajaja "o algo" son las dos palabras que creemos que nos pueden salvar y causan el efecto contrario.

Just for the record, una vez también le dije a un "amigo": "Si quieres salimos o algo" y me respondió: "Ajá ¿Y qué es "o algo"?"... Morí de pena... So, lo tuyo no fue tan grave jaja.

Abrazo magenta.