martes, enero 10, 2012

Manifiesto


Este es un manifiesto para el comienzo del año.

Y es para ti.



No le tengas miedo a tenerle miedo. Agárrale el gusto al susto.


No lo pienses mucho: hazlo.

Arriesgarse en vez de fantasear.

Honestidad brutal, de la que duele, de la que te endurece.

Acéptate, quiérete, confía en que puedes.

Lánzate, cáete, levántate, sorpréndete, apláudete.

Duda, pregunta y cuestiona, pero no renuncies.

Date el chance de equivocarte.

Sueña, planifica, trabaja.

Comparte, apoya, colabora, aporta.

Reta lo improbable. Vive lo imposible.

Apúrate lentamente. No te impacientes.

Concéntrate, no te distraigas. No pierdas tiempo: gánalo.

No supongas, no asumas, no predigas. Haz, y luego te enterarás.

No esperes por el mejor momento, eso no existe. No esperes.

Pide ayuda, pero no abuses.

No mires para los lados, pero no atropelles.

Da más de lo que puedes, pero tampoco exageres.

Sé duro contigo mismo, pero no te hieras.

Vacílate tus triunfos con humildad.

No hay fracasos, sólo lecciones.

Intentarlo siempre será mejor que no hacerlo.

Salude, sonríe, perdona, agradece.

Disfruta, pásala bien, descansa.

Salta, baila, abraza, besa, canta.



Este es un manifiesto para el comienzo del año.


Porque el momento es ahora.

Y porque luego juntos celebraremos.


Adelante.

No hay comentarios.: