sábado, julio 27, 2013

Cuestionarios creativos: Álvaro Paiva Bimbo


Álvaro Paiva Bimbo es mucho más que un excelente músico: es un prolífico emprendedor cultural que ha llevado adelante varios de los proyectos más interesantes de la escena musical caraqueña: Kapicúa, Cabijazz y ese fenómeno excepcional de la Movida Acústica Urbana. Álvaro también le ha compuesto la banda sonora a la magnífica novela “Liubliana” de Eduardo Sánchez Rugeles, y recientemente le produjo e hizo los arreglos orquestales para varias canciones de la última placa de Los Amigos Invisibles. Álvaro personifica un espíritu avasallante de creatividad. Y por eso cuenta con mi profunda admiración.   

 

¿Cuándo te diste cuenta que querías ser músico?

A los 6 o 7 años, escuchaba por horas los discos de acetato que había en mi casa, cuando me di cuenta que la música tenía el poder de cambiar mi estado de ánimo.

¿Hubo alguna persona (artista, profesor, familiar) que influyó en tu vocación creativa?

Mi madre, quien me puso en contacto con el arte desde recién nacido. Mi abuela, quien me enseñó a leer a los 3 años. Luego la obra de Silvio Rodríguez fue la motivación para tomar la guitarra y comenzar a estudiar música, a los 17 años.

¿Tienes alguna rutina creativa?

Tengo una rutina de estudio/trabajo bastante estricta, pero para crear no tengo rutina: si tengo una idea, en ese momento la trabajo, puedo quedarme sin dormir o sin salir hasta terminarla, es un estado de trance. En mi casa se me ocurren bastantes cosas, pero cuando estoy viajando en avión, tren o auto, invariablemente siempre tengo ideas de composiciones; supongo que está relacionado con ver nuevos caminos, nuevos paisajes.

¿Crees en la inspiración?

Naturalmente que sí, pero estimo que sin un conocimiento integral de la historia del arte y sin el oficio necesario para desarrollarla, la inspiración termina en redundancia o banalidad. En todo caso, creo mucho más en el estudio y la disciplina de trabajo.

¿Qué te inspira?

Aparte de viajar, como ya expliqué arriba, casi cualquier contacto con el verdadero arte me inspira: películas, cuadros, obras, libros o incluso música. Y claro, historias de amor y desamor han inspirado también buena parte de lo que he escrito.

¿Cuál es la creación de la que te sientes más orgulloso y por qué?

Napolinana, se la escribí a mi mamá en un momento de salud delicado, imaginando la canción que mi abuelo, napolitano, le cantaba cuando era pequeña. Por cierto, la inspiración fue una película: Mar adentro, de Alejandro Amenábar, al regresar del cine me senté al piano y la escribí completa en minutos.

En momentos de duda, bloqueo o inseguridad, ¿qué haces?

Siempre me dejo guiar por mi intuición artística, si no estoy muy convencido o dudo que lo que escribí tiene un valor estético, lo desecho.

¿Cuáles son tus ídolos creativos?

Da Vinci y en general, los renacentistas; artistas obsesionados en crear algo bello, nuevo y profundo, sin ponerse restricciones en cuanto al medio a usar.

J.S. Bach, por crear un volumen gigantesco de música de la mayor belleza, precisión e innovación que se haya compuesto jamás, creyendo firmemente en su idea, que en definitiva terminó por cambiar la historia de la música. Se guiaba además por un precepto que he tomado para mí: no perdía el tiempo y de hecho detestaba a quien lo hacía, porque consideraba que el tiempo era el mayor don que Dios le otorgaba al hombre.

Caetano Veloso, por su obra de más de 50 discos todos diferentes entre sí, sin repetirse ni hacer concesión alguna a lo que pueda gustar o ser "comercial". Esto va ligado a su profundo estudio del trabajo de los demás, lo que lo ha llevado a ser, en mi opinión, quien mejores versiones ha realizado de obras de otros creadores, al punto de convertir muchas de ellas en canciones aún más memorables que las originales.

¿Con cuál de ellos te gustaría cenar? Y si tuvieras la oportunidad de hacerle sólo una pregunta, ¿qué te gustaría preguntarles?

Con Bach, y le preguntaría específicamente acerca de su equilibrio para sugerir la armonía con líneas melódicas.

¿Qué consejo le darías a alguien que esté empezando a hacer música?

Ponte en contacto con todo el arte (no sólo musical) al que te sea posible tener alcance y no pares de estudiarlo nunca.

No hay comentarios.: