miércoles, julio 24, 2013

Cuestionarios creativos: Ezequiel Bertho



Estudié con Cheky en la Universidad Simón Bolivar, pero no conocía de su talento musical hasta que me tocó entrevistarlo para Revista OJO. En esa ocasión, conversé con él para una nota que escribí sobre Jóvenes y Sexys, un bonito proyecto que dio mucho de qué hablar cuando editaron su EP. Cheky actualmente dedica sus esfuerzos a su carrera como solista bajo el alias de Algodón Egipcio. Su primer disco, La lucha constante, fue reseñado en prestigiosas publicaciones de Estados Unidos, Latinoamérica y Europa, donde Cheky ofreció algunos recitales. Cuando escucho la interesante propuesta sonora de Cheky no puedo evitar por presentir que su camino, aun cuando ya ha rendido notables frutos, apenas comienza.


¿Cuándo te diste cuenta que querías ser músico?

Creo que siempre lo tuve en mí, desde que comencé a interesarme en la música cuando tenía 9 o 10 años. Pero el momento exacto en el que me di cuenta de que quería hacer mi propia música seriamente fue cuando vi a Todosantos en el Nuevas Bandas del 2004.

¿Hubo alguna persona (artista, profesor, familiar) que influyó en tu vocación creativa?

Mi proceso ha sido en general bastante personal y solitario, pero puedo mencionar como grandes influencias en mi vocación a mis amigos Ulises Hadjis y José Ignacio Benítez.

¿Tienes alguna rutina creativa?

No tengo rutina establecida, creo que varía caprichosamente. Por ejemplo, para mi primer disco sólo trabajaba súper fluido temprano en la mañana, pero intenté repetirlo para el segundo y no me funcionó.

Algo típico es que, si estoy trabajando en un bloque de canciones, me gusta primero escuchar el trabajo que tengo hecho hasta el momento, para tratar de tener continuidad y coherencia. Después de eso viene abrir los programas o tomar instrumentos, y puro ensayo y error. Siempre escribo las letras de último, y nunca puedo trabajar con hambre.

¿Crees en la inspiración?

Creo en la inspiración como un impulso creativo prácticamente esotérico que te pone en marcha, con el que sientes que las piezas van cayendo en su lugar correcto. Creo fielmente en que la inspiración llega, pero te tiene que conseguir trabajando. Muchas veces, trabajando en una canción, doy con un sonido, una idea, algo muy pequeño que hace click y entro prácticamente en un trance donde todo sale como debería y siento cómo voy progresando.

En caso de que sí creas en la inspiración, ¿qué te inspira?

La inspiración entendida como algo que tomas en vez de algo que llega, la agarro de prácticamente todo. Incluso de las cosas que no me gustan, porque son las que dictan hacia dónde no quiero ir. Me inspiran muchísimo los sonidos.

¿Cuál es la creación de la que te sientes más orgulloso y por qué?

Guardo especial cariño a una pieza llamada La Espina del Cardenche. Está basada en la canción Yo ya me voy a morir a los desiertos, popular del canto cardenche, un estilo folklórico del norte de México que está a punto de desaparecer. Tuve la oportunidad de tocarla frente a los últimos cantantes de cardenche, en Monterrey, y se emocionaron mucho, incluso dijeron que ahora sabían que su música duraría para siempre.

En momentos de duda, bloqueo o inseguridad, ¿qué haces?

Normalmente sufro pequeños ataques de ansiedad, que todavía no sé controlar bien. Así que usualmente trato de dar un paso atrás por unos minutos, me pongo a leer, ver televisión o escuchar algo distinto, despejar un poco la mente para luego retomar, con suerte, con un enfoque diferente.

¿Cuáles son tus ídolos creativos?

No creo tener ídolos, en realidad. Pero sí admiro muchísimo a gente como David Longstreth de Dirty Projectors, a Micachu o a los miembros de Deerhoof, porque siento que tengo con ellos un enfoque parecido hacia la música, a pesar de que no ser parecidos. Han logrado cosas musicalmente que me gustaría lograr, en mi propia forma, claro.

¿Con cuál de ellos te gustaría cenar? Y si tuvieras la oportunidad de hacerle sólo una pregunta, ¿qué te gustaría preguntarles?

¡Con todos! Quiero extraerles toda la información sobre sus procesos particulares para componer, por ejemplo.

¿Qué consejo le darías a alguien que esté empezando a hacer música?

Que trate de hacer la música que le gustaría oír, que ponga por delante siempre la creatividad y la originalidad. Lo técnico es importante, pero las ideas deben ir por encima.

No hay comentarios.: