jueves, octubre 17, 2013

Big Sean: the beginning of confidence


Hip-hop is enjoying an authentic renaissance thanks to the outstanding work of its up-and-coming artists. Big Sean definitely belongs to that fresh generation of musicians. His latest release, Hall of fame (2013), has consolidated him as one of the most impressive new voices of the genre. His songs feature a pop sensibility that gives the album an arresting appeal. His catchy, rhythmic -and heavily Kanye-influenced- verses play a complementary role to the minimalistic and stripped down beats (many of them produced by the legendary No ID). Big Sean must keep working on finding his true voice, but he is already showing a good amount of confidence. Hall of fame doesn’t quite reach a level of greatness, but it is certainly a testament of growth. The path Big Sean has already embarked on will surely lead him to better music.

This is the video for Fire

martes, octubre 15, 2013

Jay Z ya no puede hacer buena música


Jay Z es, para muchos, el mejor rapero de la historia. Ese juicio, como todos, es subjetivo y mucho más que discutible. El único hecho que quizá no admita dudas es que Jay Z es uno de los artista de hip-hop más exitosos de todos los tiempos: cada uno de sus discos ha ocupado el primer puesto de ventas en los Estados Unidos, logro que no ha sido alcanzado por ningún otro representante del género. Los números que resumen su carrera también son impresionantes: ha vendido más de 50 millones de copias y ganado un total de 17 premios Grammy.

Sus discos The reasonable doubt, The blueprint y The black album pertenecen a la lista de mis discos favoritos de hip-hop. En otras palabras, yo admiro mucho a Jay Z y no cuestiono su legado como de una de las personalidades más influyentes en la música negra de los últimos veinte años.

Lo que aspiro con este post es argumentar por qué Jay Z es incapaz de editar material que esté a la altura de la propuesta que lo propulsó como uno de los grandes.

Esta reflexión surgió luego de escuchar varias veces su último disco: Magna Carta Holy Grail (2013), un álbum que en mi opinión es inconsistente, y por ende, decepcionante. Creo que lo que más me frustra no sólo es la evidente disminución del talento narrativo de Jay Z en sus líricas, sino que la producción incluyó otras luminarias del hip-hop que admiro profundamente: Timbaland, Swizz Beats, The-Dream, Pharrell y Beyoncé.

Considerando que su penúltimo disco como solista, The blueprint 3, resultó ser también bastante irregular (tanto para mí como para muchos críticos y seguidores) no puedo evitar por preguntarme: ¿qué le pasó a Jay Z? ¿qué le pasó al que muchos consideran como el más grande del hip-hop?

Mi tesis es que Magna Carta Holy Grail no es un gran disco simplemente porque Jay Z ya no puede hacer buena música, algo que quizá sea consecuencia de su propia prominencia y sus enormes ambiciones. Hace tiempo que Shawn Carter dejó de ser exclusivamente un rapero para embarcarse en otras motivaciones fundamentalmente centradas en el negocio: es presidente de su propia disquera, maneja una colección de ropa, un conglomerado mediático y recientemente también incursionó en el negocio de la representación de atletas.

Y digo todo esto consciente de que ha sido de ofrecer excelente material en años recientes: The black album (2001), American gangster (2007) y su disco en conjunto con Kanye West: Watch the throne (2011). Sin embargo, creo que estas placas respondieron a circunstancias bien particulares. En el caso del primer álbum, esta producción iba a ser supuestamente su despedida del hip-hop, así que es muy probable que Jay Z haya decidido invertir un gran esfuerzo por intentar que su último material fuera de gran calidad. En el caso del soundtrack para la película del mismo nombre, Jay Z también se encontraba en una situación particular: la elaboración de un álbum inspirado en una película. En el caso de su trabajo con Kanye, la colaboración que se establece entre ellos es evidentemente fructífera. (La participación de Jay Z en el tema Monster del Dark twisted fantasy de Kanye es notable.)

Jay Z pareciera estarse aproximando a otra etapa en su carrera, una decididamente más enfocada en el ramo empresarial. Es posible que por eso mismo haya sido tan criticado por la iniciativa que llevó adelante con Samsung para vender su último disco a través de una aplicación en esos teléfonos. Mi opinión respecto a este tema es que la industria musical debe encontrar una manera de seguir siendo rentable haciéndole frente a la piratería. En ese sentido, aplaudo que personalidades influyentes como Jay Z decidan arriesgarse a probar nuevas movidas, incluso cuando al final no resulten tan exitosas.

El olfato de Jay Z para firmar nuevos talentos se mantiene impecable. En el segundo semestre del año, las producciones editadas por los artistas que ha firmado su disquera, como J Cole, Wale y Kanye, han estado alternándose el primer lugar de las carteleras.

Pero su carrera como músico, basado en sus más recientes entregas deja mucho que desear. Y esto es frustrante para personas como yo que esperan, quizá ingenuamente, que siga a la altura de lo que ha sabido ofrecernos en el pasado.

Me temo que tanto su propio status de leyenda como de ambicioso empresario es lo que lo ha llevado a una lamentable coyuntura personal: ésa donde es prácticamente imposible poder seguir haciendo buena música.

miércoles, octubre 09, 2013

John Legend: the sound of a steady growth


John Legend has been able to build a remarkable career in R&B throughout the last decade. In my opinion, none of his albums has been weak. John Legend is quite a solid artist in that regard. After recording a critically acclaimed album alongside The Roots, John Legend has come back to his roots as a solo artist. The result, entitled Love in the future (2013), is an impressive collection of songs arranged in a vast and attractive sound palette that embarks heart-wrenching ballads, reflective tunes and rhythmically oriented tracks. Not only does Legend’s talent as a songwriter continues to feel strong, but also does his singing chops. John Legend has been growing musically with a robust pace of consistency. Love in the future proves, once again, that we can surely expect much more great music from this black music prodigy.

This is the video for All of me


lunes, octubre 07, 2013

Manías (IV)


A Tomás le gusta ver sus películas favoritas muchas veces -sobre todo si son de comedia. Él cree que las películas no tienen una edad estática, sino que crecen con el tiempo, junto a él. A veces pasa que a Tomás ya no le gusta una película que amaba cuando tenía quince años, pero también le ocurre que descubre nuevos gustos cinematográficos. Ya se aburrió de las películas de Jim Carrey, por ejemplo, pero hace un par de meses le encontró el gusto a las películas de Wes Anderson.

Marietta sueña con que la entrevisten en Inside the Actor’s Studio. Es actriz y está convencida de que tarde o temprano ganará el Oscar. Y que luego James Lipton la entrevistará. Por eso ya tiene preparadas sus respuestas del cuestionario de Bernard Pivot. Lo memoriza, lo corrige, lo desecha y se lo vuelve a aprender. La única respuesta que nunca cambia es la última, esa que se refiere al momento de llegar a “las puertas doradas del cielo”: prefiere improvisarla cuando finalmente Lipton se la pregunte.

A Ignacio le gusta discutir sobre política. Lee el periódico todos los días y ve el noticiero por las noches. Sin embargo, cuando habla de política con alguien, ha descubierto que se emociona demasiado y se torna un tanto vehemente. Una vez hasta se fue a los puños con alguien que se opuso a lo que él pensaba. Desde entonces, cuando discute con otra persona, él decide averiguar cuál es su posición, luego decide pertenecer a ese bando, pero al extremo. Y entonces se da cuenta que al hacerlo, termina oponiéndose a esa misma ideología. Allí se da cuenta de que los extremos se parecen mucho, que todo es un absurdo, y que no vale la pena ponerse a pelear por ello.

Marta a veces se pelea con sus compositores favoritos. Ya no escucha más a Wagner y se empalagó de Tchaikovsky. Pero también logra reconciliarse con algunos de ellos. Le acaba de pasar con Mahler, por ejemplo. Pasó casi diez años sin escucharlo hasta que una vez, tomando su usual tasa de té con su amiga Olga, la obra del austríaco la sorprendió hasta las lágrimas. Era Das lied vor den erde, una pieza que antes había odiado. Cuando le pasa esto, Marta no puede evitar sentirse desconcertada por este tipo de reacciones, aunque también le maravilla ese fascinante efecto que ejerce la música sobre ella.

Manuel se escribe con su hermana, que vive en otro país, todos los días por email o WhatsApp. Hablan en spanglish y se escriben bromas estúpidas que sólo las hace reír a ellos. Sin embargo, Manuel cree que si escribiera una obra de teatro o un acto de stand-up con todo lo que se dicen, entonces terminaría siendo algo bien gracioso. Una vez abrió un documento en Word y empezó a escribir algo que terminó siendo efectivamente muy cómico. Pero entonces se dio cuenta de que al escribirlo iba a dejar de ser algo de ella y su hermana, así que cerró Word y mandó el borrador a la papelera de reciclaje.

Leonardo siempre fantasea con volver a verse con Susana, una argentina que conoció en Punta Cana en su viaje de graduación de bachillerato. Se enamoraron, mantuvieron una relación de distancia por un tiempo, e incluso se llegaron a encontrar una vez en Chile, pero luego se distanciaron. Sin embargo, Leonardo cree que lo que tuvieron fue especial y que siempre podrá renacer. Cada cierto tiempo chatea con ella en Facebook y le hace saber que todavía está enamorado de ella. Ella, por su lado, sigue con su vida y tiene una relación con un catalán. Pero a Leonardo no le importa, incluso cuando él también tiene su propia novia. Él está convencido de que pueden volver a amarse. De hecho ya compró un pasaje de avión a Buenos Aires para el 27 de mayo del año próximo. La fecha la vio en un sueño donde se reencontraba con su porteña. Por eso todas las mañanas practica una especie de guión que tiene preparado con todas las cosas que quiere decirle. Aunque sabe que lo más seguro es que lo olvide todo apenas la vea.

Fabio pasa todo el día conectado en Twitter. Es un fanático de los deportes y está al tanto de las noticias de lo que pasa en ese campo. Hasta se ha hecho amigo de otros tuiteros deportivos. Los ha agregado incluso en Facebook y hasta hablan por ahí. Sobre todo con algunas chicas. Hay una en especial que le llama la atención. Se llama Karina, es de México y es ferviente hincha de los Pumas. A Fabio le encanta leer los tweets que ella escribe llena de pasión por su equipo. Cada vez que lee una noticia que cree que le pueda interesar, la tuitea y la copia a ella. Pero ella nunca le contesta. Por eso nunca se ha atrevido a pedirle la solicitud de amigos por Facebook. Él no entiende por qué ella es incapaz de contestarle algún tweet, y mucho menos empezar a seguirlo por Twitter. Pero él nunca pierde sus esperanzas y la sigue copiando en algunos tweets. Hasta se aprendió la formación de los Pumas de memoria, por si acaso.

Fernando cree que dormir es morirse un poco. Por eso duerme estrictamente lo necesario. En estos días leyó que el tiempo ideal de sueño eran 6 horas y 15 minutos. Así que programó su despertador para que su tiempo de sueño sea exactamente eso. No importa si es sábado, domingo o día feriado, Fernando no duerme más. Está convencido de que así vivirá más. Pero los demás no lo entienden: su mamá lo regaña, sus hermanos le dicen que es un maniático y su novia le dice que salga del cuarto una vez que se levante, para no interrumpirle el sueño a ella. Entonces Fernando sale del cuarto y prende la televisión, incluso cuando no hay nada interesante para ver. Nadie se ha levantado a esa hora. No hay vida afuera. Pero eso no importa, porque para Fernando, levantarse o seguir durmiendo es cuestión de vida o muerte.

A Romina le gusta dominar en la cama. Le gusta humillar y golpear fuertemente a su novio. Le gusta decir y hacer obscenidades. A Romina le gusta ver películas porno y anotar lo que ve en una libreta. Luego incluye algunas de esas cosas en una lista de tareas pendientes que guarda en su cartera. Y luego obliga a su novio a hacerlas. A Romina le gusta ir a sex shop, estudiar con detalle los artículos que allí se venden y comprarlos. Romina visita con regularidad foros de sexo y comparte sus experiencias bajo el seudónimo de La_Veneca_Calentona. A Romina le gusta masturbarse en baños fuera de su casa: en restaurantes, en casas de amigos, en centros comerciales, incluso en su propia oficina. A Romina le gusta ser en la cama todo eso que nadie, en su vida pública, imagina que puede llegar a ser.