sábado, diciembre 28, 2013

2013: El año del marketing musical



Más que de excelentes discos, 2013 fue un año de acontecimientos musicales. La industria de la música ha tenido que implementar ambiciosas y sofisticadas estrategias para hacerle frente al avasallante efecto de la piratería sobre la venta de discos. Es por ello que en este año los lanzamientos de algunos discos fueron más notables incluso que los propios discos. 

A principios de año nos enteramos de que David Bowie editaría un nuevo disco, luego de varios años en los que muchos pensamos que el mítico artista británico ya había sucumbido a las mieles del retiro. Justin Timberlake también anunció de manera súbita su tan esperado tercer disco, uno que con el pasar de los meses también formaría parte de un ambicioso disco doble. 

El nuevo disco de Jay Z fue editado a través de una alianza con la empresa Samsung que incorporó el uso de una aplicación. El portal de dicha compañía colapsó y las comprometedoras condiciones que imponía para la adquisición del disco también dieron mucho de qué hablar –y no en una manera positiva.

Daft Punk también hizo uso de una elaborada estrategia de marketing para su última producción que incluyó la grabación de videos a manera de trailers y un despliegue de vallas en varias autopistas importantes de los Estados Unidos, en un alarde de promoción a la vieja escuela.

Lady Gaga también promocionó el lanzamiento de su nuevo disco con el armado de tiendas pop-up, en las que arte y mercancía se juntaban en una suerte de discurso que pretendía vender su placa ARTPOP. Más recientemente, el nuevo disco de Beyoncé fue lanzado a través del portal de iTunes sin ningún tipo de promoción. La movida fue ampliamente comentada en las redes sociales, y las ventas lo convirtieron en el disco más exitoso de fin de año. 

En mi opinión, 2013 sonó a hip-hop y a música electrónica. El hip-hop supo ofrecernos un material demandante y sofisticado, teniendo a las últimas placas de Kanye West y Drake como sus grandes banderas. Raperos emergentes como J Cole, Wale, Big Sean, Chance The Rapper, Earl Sweatshirt, Mac Miller y A$AP Ferg también dieron mucho de qué hablar con sus nuevas producciones. 

En el caso de la música electrónica, la vanguardia y la experimentación se hicieron sentir en álbumes como Virgins de Tim Hecker, Shaking the habitual de The Knife, R Plus Seven de Oneohtrix Point Never, Excavation de The Haxan Cloak, Exai de Autreche y Psychic de Darkside. Cada una de estas interesantes propuestas hicieron que, en este año, la música hecha por máquinas deslumbrara mis oídos.  

En pocas palabras: el 2013 nos regaló música muy buena. Tanto, que al menos en el caso de este cronista, me tomará algo del 2014 terminar de escuchar todo lo que este año me brindó. 

En esta lista les enumero mis disco favoritos de este año:

1. Yeezus – Kanye West
2. The gifted - Wale
3. Nothing was the same – Drake
4. Modern vampires of the city – Vampire Weekend
5. Where does this door go - Mayer Hawthorne
6. Virgins – Tim Hecker
7. Once I was an eagle - Laura Marling
8. The next day – David Bowie
9. Immunity – Jon Hopkins
10. Heartthrob – Tegan and Sara
11. Jamie Lidell – Jamie Lidell
12. My name is my name – Pusha-T
13. Love in the future – John Legend
14. Nightmare ending – Eluvium
15. Shaking the habitual – The Knife
16. Leandro Fresco – Leandro Fresco
17. No beginning no end – José James
18. Hesitation marks – Nine Inch Nails
19. R plus seven – Oneohtrix Point Never
20. …Like clockwork – Queens of the Stone Age
21. Presente – Bajofondo
22. Trap Lord – A$AP Ferg
23. Without a net – Wayne Shorter
24. Run the Jewels – Run the Jewels
25. Overgrown – James Blake
26. Lullabies and nightmares – Justin Walter
27. Push the sky away – Nick Cave and The Bad Seeds
28. A love surreal – Bilal
29. Exai – Autechre
30. Solo Piano II – Chilly Gonzalez
31. Pain is beauty – Chelsea Wolfe
32. Psychic – Darkside
33. Excavation – The Haxan Cloak
34. Lanterns – Son Lux
35. II - Moderat