lunes, diciembre 26, 2016

Sueño con un amor que no está



Sueño con un amor que no está, que me pregunte cómo terminó mi día, cómo sigue esta gripe de invierno.

Sueño con un amor que no está, que me espere en casa con comida hecha, con un abrazo que inaugure la noche.

Sueño con un amor que no está, con el que pueda hacer el ridículo en público: bailar sin música, correr como idiotas, gritarnos en peleas falsas.

Sueño con un amor que no está, al que le pueda confesar mis miedos, al que le pueda mostrar mi mal genio sin pudor.

Sueño con un amor que no está, que me quite el miedo de amar y me dé ese otro miedo de compartir.

Sueño con un amor que no está, que abofetee mi prepotencia de Leo, que me demuestre que he estado equivocado todo este tiempo que he estado solo.

Sueño con un amor que no está, con el que podamos destruir el amor para hacerlo de nuevo.


Sueño con un amor que no está, aún; y sueño con dejar de soñarlo porque estoy listo para amar, porque tengo mucho amor para dar y porque sé que no está bien seguir viviendo así.


Sueño con un amor que no está.

Y sueño, con que ese amor, seas tú.

No hay comentarios.: