jueves, agosto 10, 2017

Nuevos (y buenos) cafés de Buenos Aires


Buenos Aires está pasando por un excelente momento de café. Las opciones para los apasionados de ese maravilloso brebaje no sólo se multiplican, sino que también la calidad de esas nuevas ofertas ofrece un altísimo nivel.

Lo otro que llama la atención de este boom de cafés de especialidad, es que el epicentro parece haber sido desplazado desde los confines de Palermo hacia los predios de Microcentro y Retiro: acá es donde se está haciendo el mejor café de la ciudad, chicos.

Los cafés que les enumero a continuación son sitios que abrieron recientemente, de manera que no fueron tomados en cuenta para las dos listas que les he compartido con anterioridad.

Hábito (México 1152): tenía tiempo queriendo escribir sobre (y recomendar) este café. Ubicado en el barrio de Montserrat, a este recinto siempre lo he encontrado bastante inspirador. (Debe ser porque comparte espacio con el Teatro La Ranchería.) El punto es que las veces que he ido allí he logrado escribir por horas. El café es muy sabroso y los meseros son muy serviciales. También se puede leer con mucha calma. Así que, como ya verán, son varias las razones las que me llevan a recomendarles este café con entusiasmo.

SALT Coffee and Kitchen (Maipú 558): lo primero que destaca de este lugar es su amplitud. Es uno de los locales más grandes que ha abierto por estos días. El diseño es minimalista y la paleta de colores exuda cierta sobriedad. El sitio en general es bastante cómodo y silencioso, lo que lo hace perfecto para leer o escribir. En este oasis de serenidad que puede encontrarse en pleno frenesí de microcentro, la atención es muy cálida y el café es exquisito.

Café Registrado (Costa Rica 5901): este local exuda ambición, pues es mucho más que una simple cafetería. Un laboratorio donde se tuesta el café está a la vista de todos, por ejemplo. La estética neo-industrial, con matices metálicos, le confiere un perfil bastante llamativo. El servicio es muy competente y también se ofrecen menús de comida para almuerzo. (Por lo que estuve viendo, lucen bien apetitosos.) El local, especialmente al mediodía que está bastante concurrido, se hace un poco ruidoso, así que no recomendaría venir a escribir o leer. El café es muy rico, eso sí, que a fin de cuentas es lo que más importa.  

Santa Café (Moreno 818): De los nuevos cafés, yo me atrevo a decir que éste es el que ofrece la mejor calidad. Laura, junto a su esposo, que formaron parte de lattente, se han esmerado por ofrecer un café muy, pero muy rico. Las veces que he ido, el sitio ha estado bastante tranquilo. El espacio ofrece calidez e intimidad, pero sólo para el tiempo que te lleve tomarte el café, que es la prioridad máxima del lugar. El servicio es sin duda lo segundo mejor del sitio. (Los que conocen a Laura ya son testigos de su irresistible dulzura y amabilidad.)

La Motofeca (Paraguay 627): este quizá sea el local más interesante dentro de toda esta nueva oferta. Lo que comenzó siendo como una camionetica intervenida para vender café por la ciudad, ha sabido encontrar el próximo paso natural en su evolución en un espacio con todas las de la ley. El café es de altísima calidad, el recinto está muy bien diseñado, y su luminosidad hace que resaltes tu atención en lo que sea que hayas venido a hacer.

La Unión (Esmeralda 266): este local pertenece a una especie de núcleo de cafés de especialidad localizado en Microcentro. El café es muy rico, la atención es muy cálida, pero en lo personal no lo encontré muy cómodo, así que les recomiendo que se lo pidan para llevar, porque los brebajes que allí se sirven son ciertamente deliciosos.

Estilo Barista (Cerrito 1224): La ubicación de este café (para unos Retiro, para otros Recoleta) ofrece cierta calma, tanto externa como interna, muy propicia para leer o escribir. El café es muy rico, yo diría que segundo únicamente al de Santa, y la atención es bastante cordial. El espacio es reducido, pero no agobiante, para nada, al contrario: dentro del local se respira una intimidad bastante acogedora.

Como se habrán dado cuenta, mi obsesión por encontrar café rico en la ciudad está lejos de atenuarse. Así que si saben de algún sitio nuevo que deba visitar, no duden incluirlo en sus comentarios.

¡Que tengan muy buen café!

No hay comentarios.: