viernes, julio 11, 2008

Experimento sociológico (I): Introducción

Mi vida sentimental durante el último par de meses ha sido patética. He salido con un par de chamas, pero cualquier vaina. Y esas porque aceptaron salir conmigo… Las demás me rebotaron. Unas, con los clásicos rebotes; las otras, con estos:

Rebote 1: María Cristina (MC), amiga de toda la vida. Siempre me ha gustado, así que en estos días, borracho, la llamé a su celular y me le declaré…

MC: No, Victor, lo que pasa es que… recuerda que Aníbal y yo nos dimos un tiempo…
Yo: Ajá, ¿pero Aníbal no y que ya se había empatado, pues?
MC: Sí, pero ahora yo le estoy dando un tiempo a él.
Yo: Ya va, ¿tú eres la que le está dando a él un tiempo? ¿Cómo es la vaina?
MC: Le estoy dando un chance para que… para que… ¡caiga en cuenta de que esa chama es una estúpida y que con la que en verdad le conviene estar es conmigo!
Yo: …

Rebote 2: Lucía (L). La conocí en ENVIVO. Le pedí el teléfono y me lo dio. En lo que le digo que la voy a llamar para salir con ella un día de estos…

L: No, Victor, no creo que pueda salir contigo.
Yo: ¿Y eso? No es nada serio tampoco, un café tipo tranquilo y ya… -traté de restarle importancia a la cosa.
L: Lo que pasa es que escuché que te estabas burlando de mi presidente y eso no lo tolero… -me dijo esto con seriedad.
Yo: Ah ok, eres chavista, yo no tengo ningún problema con eso.
L: Pero yo sí. No voy a salir con un escuálido golpista que, seguramente, se la pasa en marchas golpistas, apoyando paros golpistas, viendo canales de televisión golpistas…
Yo: …

Rebote 3: Estefanía (E). La conocí en un Metrobus. Nos pusimos hablar de música y conectamos de una. Había mucha cola, el viaje se nos hizo largo, así que me dio chance de invitarla a salir…

Yo: ¿Vas a hacer algo esta noche?
E: No creo, ¿por?
Yo: Si quieres te vienes pa’ la casa de un pana que va a hacer una parrilla esta noche. Nos ponemos a tocar guitarra y a cantar y tripeamos, ¿vas pendiente?
E: No, Victor –¿se dieron cuenta que todas comienzan rebotándome de la misma forma?-, de pana que me caíste burda de bien y todo, pero ahorita no me quiero enrollar…
Yo: ¿Qué pasa ahora? ¿Le diste un tiempo a tu ex-novio para que se diera cuenta que tú eres la chama que le conviene? ¿O eres chavista y se te hace imposible salir con un escuálido? Dime, ¡¿con qué coño me vas a salir ahora?!
E: …

En vista de estos desastrosos y frustrantes rebotes, me vi en la necesidad de diseñar una nueva estrategia. Asesorándome con varios panas y con varias amigas, llegué a una decisión: actuar completamente distinto a como suelo hacerlo con las mujeres, basándome en la premisa de que, si haciendo lo que hago no me ha dado resultados, quizá pueda tener éxito haciendo algo diferente. Con esto me refiero a:

- mentirles descaradamente,
- seguir el guión de un típico galán, e
- incluso ser un patán, (si así la situación lo amerita).

Todo esto mientras le doy rienda suelta a mi imaginación, entrando en un personaje que se construirá dependiendo de las características de la chama a la que le voy a caer.

Un amigo muy cercano se encargó de darle nombre a esta operación: “Experimento sociológico para evaluar la reacción de los culos ante patrones masculinos predeterminados”. En esta primera entrega –porque el cuento es largo-, me dediqué a describirles los rebotes que dieron pie a este proyecto: un trabajo de investigación que, como pronto verán, arrojó sorprendentes resultados…

8 comentarios:

eusucre dijo...

quiero ver que sale de tu hipotesis... a ver si lo aplico en el caso contrario jejee

Débora Ilovaca Leiro dijo...

¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!
Me encanta tu estudio sociológico. Yo estoy segura de que, como lo plantea Us, sucede lo mismo en nuestro caso.
Por ejemplo: yo siempre pensé que eso de "Mientras más los pisas, más se pegan" era mentira. Me negaba a creer que si uno trataba mal a un hombre éste se interesaba más en ti. Luego de largos coñazos amorosos por tratarlos bien siempre, decidí ser rata.
Y sí, lamentablemente FUNCIONA.
Probado y comprobado.
Claro, aún tengo mis dudas. Más bien creo que funciona con cierto tipo de hombres... pero eso ameritaría un estudio que en este momento no puedo realizar. A ver si cuando salga de la tesis lo hago. Hasta podríamos publicar un libro juntos, chico. Como estas cosas están tan de moda... (es decir, como estamos todos tan solos y rejodidos). Sería un éxito editorial jajaja.
Que estés muy bien, Víctor. Estaré a la espera de los resultados de tu estudio.
Besos,
Deb.

Karina Pugh Briceño dijo...

JAJAJAJAJAJAJA... Buenísimo...

Ahora, el primer rebote me parece que te favorece enormemente, nada más pavoso que involucrarte con una vieja amiga que anda "dándole tiempo a otro".

El segundo no sólo te beneficia... Te salva!!! Te imaginas en pleno romance tener que calarte las odas a la hojilla??? o las justificaciones a Cilia Flores???

El tercer rebote fué tu culpa... La niña aún no había argumentado...

Mi teoría es que mientras más genuino seas, mejor te va; y esto abarca ser "genuinamente diversificado", intentar otra estrategia es saludable e incluso hasta divertido.

Suerte!

victor_marin dijo...

Eu: pronto vendrán las conclusiones que arrojó este estudio. Antes, los "objetos de estudio" jeje.

Débora: déjame decirte que lo del libro es una estupenda idea, ¿te imaginas?: experimentos sociológicos tanto desde el punto de vista masculino como del femenino. ¡Claro que sería un éxito editorial! Pronto los resultados.

Karina: totalmente de acuerdo con lo de los dos primeros rebotes. Ahora, como verás: para el tercero... ¡ya se me había acabado la paciencia! jeje. Claro que fue divertida esta experiencia...

Ya verán...

Naky Soto dijo...

Víctor querido:
Tengo dos rutas: a. este es un ejercicio literario con ritmo de bitácora personal, o, b. esta es una narración bastante satírica de una situación sumamente incómoda.

Cualquiera sea la resolución, deberías consultar la línea argumental (y los marcadores textuales) de tus posts para que sientas el abismo de diferencias que existe entre este y los demás dedicados a este tema.

Las invitaciones a salir y sus consecuentes rebotes no definen tu vida amorosa, y lo sabes. No es exitoso intentar convertir en objeto al sujeto que deseas, ibidem. Las mujeres no somos culos, sé que también lo sabes.

Esperaré tus próximas entregas.

victor_marin dijo...

Naky: gracias por la preocupación que manifiestas y por la sugerencia que me haces llegar. Debo confesarte que, si bien en un principio no sabía adónde me iba a llevar todo esto, pues también tuve que ordenar de algún modo cómo iban a terminar siendo estas entregas, creo que es lo que tú denominas "línea argumental".

Aunque quisiera aclararte otro par de puntos, lo haré en su debido momento: en la entrega final dedicada a las conclusiones de este experimento.

abrazo grande

Naky Soto dijo...

¡Lo sabía!
Eres tan requete-lindo.
¡Uff!
¡Qué alivio!
¡Ja!

Otro abrazo grandísimo para ti,

Isabel dijo...

¿Por qué haces los experimentos con flacas 90 60 90, si te gustan las gorditas ?
¿La gordita te distraeria de completar la misión?