sábado, mayo 15, 2010

Festival de Cine Tribeca 2010: una celebración de la autenticidad del cine de autor


--> Hace un par de semanas tuve la maravillosa oportunidad de trabajar como voluntario para el Festival de Cine de Tribeca 2010.
A lo largo del Festival, tuve el privilegio de ver las más recientes películas de algunos de mis directores favoritos, y también pude asistir a un par de encuentros con destacadas personalidades del séptimo arte.

La vida es una nota se complace en dedicarle toda la semana que viene al Festival de Cine de Tribeca 2010, con la publicación de tres entradas en las que escribiré sobre aquellas películas que tuve la oportunidad de ver, y los eventos a los que pude asistir en algunas de las salas más prestigiosas de cine de autor de Manhattan.

Espero de todo corazón poder brindarles, a través de estas notas, una buena idea del inmenso placer y aprendizaje que obtuve a lo largo de esta inolvidable experiencia.

La primera entrada se titula Edward Burns: un cronista romántico de la Ciudad de Nueva York. En ella, describiré el encuentro que este director sostuvo con el público que asistió a una proyección de su más reciente film, Nice guy Johnny.

La segunda entrada lleva por nombre Productores y cineastas se reúnen para hablar sobre el poder comunicacional de las imágenes en el cine, y consiste en relatar un foro en el que participaron destacadas personalidades del cine, para discutir la importancia de la imagen dentro del proceso de contar una historia proyectada en pantalla grande.

Y como siempre se deja lo mejor para lo último... he decidido no adelantar nada sobre la tercera y última entrada, a efectos de dejarla como una sorpresa. (Es mi favorita y estoy completamente seguro que será también la que ustedes más disfrutarán.)

Unas cotufas grandes y una Coca-Cola mediana, por favor.

No hay comentarios.: