sábado, abril 30, 2016

Los guiños de la vida


Como cuando en McDonald’s te ponen muchas más papas fritas de las que te tocan.

Como cuando en un día feo (gris, frío, lluvioso) buscas refugio en un bar de Boedo y el mesero te saluda diciéndote “querido”.

Como cuando la chica que atiende en tu cafetería favorita te regala una mirada de deseo.

Como cuando caminas por San Telmo y caminas en frente de una casa donde alguien practica su bandoneón.

Como cuando después de un día duro de trabajo llega el colectivo que te lleva a casa justo cuando llegas a la parada.

Como cuando te pasa por el lado una chica que escucha música en sus audífonos cantando como los ángeles.

Como cuando tu compañera de trabajo te regala un chocolate muy rico de manera inesperada.

Como cuando te llega un email de alguien que leyó algo que escribiste para contarte que le cambió la vida.

Como cuando un niño sentado en la ventana de un colectivo te saluda meneando sus manos y regalándote una sonrisa inmensa.

Como cuando un cliente (que sabe que eres de Venezuela y que llevas viviendo 4 años en Buenos Aires) se despide diciéndote: “¡Que tengas una vida muy linda acá!”


Como cuando la vida te pica el ojo diciéndote que todo va a estar bien.

No hay comentarios.: