Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

Los bares notables: las maravillas imperfectas de Buenos Aires

Buenos Aires cuenta con algo que bien pudiera ser una maravilla. El problema es que no quiere que lo sea; o dicho en términos más coloquiales y directos: a Buenos Aires no le da la gana.

Me estoy refiriendo a sus Bares Notables. A lo largo de varios posteos en este blog, ya he sido vocal en mi obsesión por los cafés. Y no me refiero sólo al brebaje como tal: yo también siento una especial fascinación por los establecimientos donde se sirve.

Cada vez que quiero escribir o leer con calma, me voy a un café y suelo lograr mi cometido con mucho placer. También he confesado que mi relación con el café en Buenos Aires ha sido difícil. Ya había sido advertido que, por regla general, la ciudad no hacía un café sabroso. Sin embargo, llegué a la ciudad en el comienzo -y posterior boom- de los cafés de especialidad, así que he podido disfrutar de cafés deliciosos.

Ahora bien, en los bares notables no se hace buen café, pero siempre me han parecido lugares con una maravillosa mística que hace que esc…

Últimas entradas

trásnoche: mi primer poemario

Angá Rodolfo: un conmovedor retrato de soledad

2017: un año en diez álbums

Ocho cosas que aprendí trabajando como mesero

¿cómo se extraña a una ciudad?

Mi bar notable favorito de Buenos Aires

Copi en el Cervantes: celebración y repudio

Tu cuello

Nuevos (y buenos) cafés de Buenos Aires

Atom: bar audiovisual