lunes, octubre 22, 2007

Angelique Kidjo: celebrando la impureza del ser humano


Apartando a un lado las diferencias que se puedan tener respecto a las etiquetas que poseen ciertos géneros musicales, debemos reconocer que, cuando uno habla de “world music”, existe un acuerdo unánime en que nos estamos refiriendo a una música regida por la mixtura de sonidos de distintas partes del mundo.

Habiendo aclarado eso, me tomo la licencia de afirmar que la última producción de Angelique Kidjo, titulada Djin djin (2007), es uno de los discos más auténticos de “world music” que he escuchado en mucho tiempo. Sin duda, el gancho comercial de esta producción está dado por el importante cartel de invitados especiales que participan en esta placa: desde Alicia Keys, en Djin djin; Joss Stone, en la extraordinaria versión del clásico de los Rolling Stones, Gimme shelter (cuyo video les posteo abajo); Peter Gabriel, en Salala; la imponente voz de Josh Groban junto a la cada vez más insulsa guitarra de Carlos Santana –la cual me temo ha dejado de impresionarme durante el último par de años- en Pearls; el dúo Amadou & Mariam, en Senamou; y Ziggy Marley, en el sabroso reggae aderezado con melodías tribales de Sedjedo.

Sin embargo, la calidad de todos estos temas es altísima ya que confirma de igual forma la versatilidad de los otros artistas a la hora de interpretar temas llenos de folklore africano y de ritmos étnicamente disímiles. La otra mitad del disco está precisamente basada en estos ritmos, con la excepción de que la voz de Kidjo es la única protagonista de estas canciones.

De este conjunto de temas, el que más sobresale es la versión vocal que hace Kidjo del Bolero de Ravel y que tituló Lonlon, una genial interpretación de este clásico de la música académica, recitada con versos africanos acompañada de unas melodías vocales encargadas de ser el ritmo y la armonía del tema.

Djin djin ha sido una muy grata sorpresa para mis oídos que, aunque no están muy familiarizados con el tipo de música que este disco ofrece, pues igual agradecen escuchar música tan buena, música que celebra la impureza cultural que está dentro de cada uno de nosotros.


1 comentario:

Mitchele Vidal dijo...

Oye Coolvitico, ya me gustaban tus cuentos urbano-eróticos, pero tus reseñas discográficas me gustan más!!! Se ve que no te han decubierto en Rolling Stones!!!

Muy bueno!

Mitchele