miércoles, marzo 05, 2008

Cuando sigue lloviendo después de llover


Como las gotas de agua que caen de los árboles después de llover. Tú eres como eso. Cuando crees que ya ha escampado, cuando crees que ha cesado la lluvia, cae entonces esa maldita gota gorda y fría para empaparte de nuevo. Para hacerte saber otra vez, y con esa forma tan chocante, que sigues ahí: escondida detrás de la hoja de un árbol y dispuesta a caer, de nuevo y cuando menos te lo esperas, para seguir atormentándome la vida. ¡Coño!

3 comentarios:

La Perfecta dijo...

hermoso
y dolorosamente adecuado para este momento (adecuado desde hace tiempo, de hecho)
¿cuándo será que escampa DEFINITIVAMENTE? Por Dios!

Débora Ilovaca dijo...

¡Hey! Gracias por leerme en TED y, sobre todo, por dejarme un comment en el blog :)

Es bueno saber que el trabajo de uno vale la pena jajaja.

Está muy chévere tu blog... Yo también odio las gotas gordas...

Nos seguimos viendo por aquí.

¡Un saludo!
D.

Nina dijo...

Yo digo que el que dijo "si así llueve pues que no escampe" es un tarado. Un grandísimo hijue...

Muaks!