viernes, mayo 30, 2008

Jamie Lidell: a funky white boy


Jamie Lidell es como Jamiroquai, Justin Timberlake y Joss Stone: un artista blanco que hace muy buena música negra. En 2005 Lidell editó Multiply, logrando captar la atención de la crítica y del público por su fresca y sólida propuesta de soul. Sus presentaciones en vivo también dieron mucho de qué hablar: a veces se presentaba junto a una banda, a veces se presentaba él solo con una mesa de Dj o con una laptop; de una u otra manera, lograba ofrecer un atractivo espectáculo, lo que terminó por convertirse en la mejor publicidad para sus futuras presentaciones. Hace poco menos de un mes, Jaime Lidell editó Jim (2008), un trabajo que sigue la misma propuesta de Multiply. Sin embargo, cuando uno lo escucha uno reconoce de inmediato que es una producción mucho más depurada, producto de una evidente madurez en la composición y en los arreglos de los temas. Aunque el soul de Another day, Wait for me y Green light sea el género en el que Lidell se sienta más cómodo, se disfruta también el funk de Little bit of feel good y Figured me out, el excelente rock de Hurricane, la sentida balada All I wanna do. Sorprende también Rope of sand, una canción que, aunque se desvía de la línea que Lidell ha trazado con su repertorio, tiene una belleza que cierra con broche de oro esta producción que ahora invito se aproximen.

Nota: les posteo un remix del tema Little bit of feel good


2 comentarios:

Débora Ilovaca Leiro dijo...

Qué buena la canción. Yo no sé mucho de música. Es más, no sé casi nada. Tengo que aplicarme en ello. Pero esta canción, me parece que tiene como espíritu de jazz... fluye...

Gracias por tu comentario, Víctor. Por cierto, vi tu nombre por la revista Ojo, pero como no era mía no me dio chance de leerte... ¡Pero felicitaciones por escribir allí! Cuando consiga una revista te leeré.

No estoy leyendo a Palahniuk por estos días. De hecho, es mi asignatura pendiente. Pero sí ando de humor decadente, debe ser porque estoy cerrando un ciclo y eso hace que recuerde otros que también se cerraron.

¡Besos!
Deb.

victor_marin dijo...

Gracias por lo de la revista Debora!

Y mira, si andas de humor decadente creo que no es muy recomendable que leas a Palahniuk. No quiero sonar exagerado ni trágico, pero leer a Palahniuk es peligroso.

Otra cosa: escuchar la música de este tipo te puede poner de mejor humor. Así que métete en su myspace (lo linkeo en el post) y tripea.

un abrazo (de esos que mejoran el ánimo)