lunes, octubre 30, 2006

Mi ciudad desde el balcón

Contemplo a mi ciudad desde el balcón,
pero la veo tan sola, tan indefensa,
tan distinta.

Un tipo pasea a su perro por la acera,
un indigente baila gritando frases incomprensibles,
una patrulla pasa con su sirena silente.

Y aunque esté vestida de noche:
con su camisa y pantalón negro,
rímel en sus ojos y franela de Iron Maiden,
no me logra inquietar con ese look de rock gótico.

No me asustas

Ahorita eres una niña,
ingenua, curiosa, indefensa.

Ahora te quiero

Mientras tanto, estaré aguardando,
desde el balcón,
por ese momento imperceptible
en que te vuelves mujer de nuevo,
en que te vuelves esa mujer
avasallante, indomable, escandalosa,
insoportable, agobiante, seductora.

3 comentarios:

Liz dijo...

Que arrecho!!!!

Me fascinò, me inquietò, y me asombrò.
Y lo disfrute, tanto que no,podia creer que aquella cosita a la que vi por primera vez en un monitor de eco latiendole su corazoncito, iba a ser este hombrezote , mi cotorin, mi pelòn "jamao" ahora con un corazòn grandote capaz de causar tanta inquietud y fascinaciòn.
Por eso y por mucho mas
Te amooooooooo,
Liz.

_WolfStrife_ dijo...

Bienvenido a Blogspot mi estimado hermano. Hace meses que no nos vemos sino por accidentes caraqueños. Me debes unas birras, un bife y tu cerebro para ver que inventamos. Felicidades por abordar a la urbe, pero ten cuidado, no vaya ella a vengarse de tu deseo de declararla. Un abrazo Victor.

Sonsire dijo...

Me llego mucho la forma en que con las palabras dibujas el escenario y a ella, en general, me trasmitió mucho la forma en que la percibes. Gracias por regalar algo así con pocas palabras.